Desde este lunes varios gremios advierten que se quedan sin gas licuado. La baja producción del Complejo Petroquímico Jose hace que las empresas comiencen a retrasar los despachos y los procesos industriales debido a la escasez del producto. El déficit de GLP va de 60 % a 80 %, de acuerdo con cifras de Asoquim.

Caracas. La cara de la escasez de gas licuado del petróleo (GLP) es desde hace años la larga fila de venezolanos que esperan reponer la bombona que se vacía por la preparación de los alimentos. Una Pdvsa frágil por la falta de inversión, la corrupción y la ida de mano de obra calificada son el resultado de la caída de la producción de hidrocarburos, que va desde crudo, GLP, gasolina y otros derivados que demanda el país. Ahora las industrias advierten que tienen poco inventario de GLP necesario para sus procesos de producción.

¿Por qué las industrias dicen que se quedan sin GLP?

—Desde este lunes varias industrias advierten que se quedan sin GLP. La baja producción del Complejo Petroquímico Jose, ubicado en el estado Anzoátegui, hace que las empresas comiencen a retrasar los despachos y los procesos industriales debido a la escasez del producto, que según los gremios «se volvió crítico» hace dos semanas. Casi la totalidad de GLP se produce en la planta José, que logra generar entre 20 % y 40 % del consumo que requiere el país. El déficit va de 60 % a 80 %, de acuerdo con cifras de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (Asoquim), reveladas en entrevista a Crónica.Uno.

¿Cómo afecta la falta de GLP los procesos industriales?

Lee también
Cabimas: una ciudad que muere en medio de la contaminación petrolera

—Este gas es usado por la industrias en dos procesos medulares. El primero ocurre en la movilización de carga interna y materias primas, a través de los montacargas que se utilizan en espacios cerrados. El segundo en la producción, por ejemplo, algunas lo requieren en los hornos para transformar los plásticos o moldear otros materiales. Ya algunas empresas han comenzado a tener retrasos en los despachos porque no tienen cómo movilizar las cargas.

¿Cómo llega el GLP a las empresas? ¿Quién lo distribuye?

—En algunos casos lo distribuye Petróleos de Venezuela mediante Pdvsa Gas o las gobernaciones. En el caso de las empresas el producto a veces es despachado a granel y transportado en camiones, que luego lo descargan en tanques más pequeños, esto le permitía a las industrias almacenar y tener inventario. Álvaro Silva presidente de Asoquim explica que en muchos casos la distribución se ha puesto en manos de las gobernaciones de los distintos estados y que desde hace tiempo hay problemas no solo de producción, sino de distribución por la falta de bombonas. “Ahorita es por un tema de producción lo que agudiza la escasez”, dice. 

¿Quiénes han solicitado al Estado resolver la escasez para evitar la paralización de las industrias? 

—Desde la semana pasada ya la Asociación Venezolana de Molinos de Arroz advertía a Crónica.Uno que la falta de gas licuado empezaba a ser un obstáculo en la cadena de producción. Desde el lunes más gremios se han sumado, como: Cámara de Industriales del estado Carabobo, Cámara de Industriales del estado Aragua, Asociación Venezolana de Industrias Plásticas, Cámara de Industriales del Zulia, Asoquim y la Cámara de Comercio e Industria del estado Yaracuy.

¿Qué opciones existen para resolver la falta de gas licuado? 

Lee también
Cabimas: una ciudad que muere en medio de la contaminación petrolera

—Para Asoquim la alternativa a corto plazo es hacer esfuerzos para que la planta de José aumente la producción. La segunda es la importación de gas propano líquido —algo que ya se ha hecho en el país—, donde la única con instalaciones para almacenarlo es Pdvsa, asegura Álvaro Silva presidente de la asociación. Una tercera opción a mediano plazo es la importación por parte de privados, no obstante, existen restricciones en la Ley de Gas que podrían modificarse para que esto pueda ocurrir. Entre las últimas dos opciones es necesario disponer de fondos para comprar el gas en el exterior. 

Otras alternativas para las industrias

A largo plazo las industrias podrían migrar a maquinarias eléctricas, pero para ello requieren capital. En este momento lo que pueden usar de forma más limpia son los montacargas y vehículos que usan GLP, pues los de gasoil son contaminantes y poco recomendables en ambientes cerrados. En el caso del transporte de carga pesada usan diésel, un producto que no abunda, pero que es más accesible en el mercado venezolano.

¿Qué más afecta a las industrias y cómo se perfila la situación?

—Ya varias empresas empiezan a ver que la producción se enlentece. Asoquim asegura que “no hay en este momento riesgo inminente de paralización”, pero que si en los próximos días la escasez de GLP continúa, pudiera caer todavía más el nivel de producción. La caída en el consumo ha hecho que las industrias operen alrededor de 20 % de su capacidad, lo que deja una gran capacidad ociosa. Además, las constantes fallas en el servicio eléctrico también afectan los procesos de producción. Si el GLP continúa escaso, podría llegar a ubicarse por debajo de 20 %.

Foto principal: Pixabay

Lee también
Cabimas: una ciudad que muere en medio de la contaminación petrolera

Lea también:

La guerra del gas


Participa en la conversación