Primer caso de Covid-19 en Brasil: ¿puede la región con una epidemia?

El informe de la OPS para el 25 de febrero daba la cuenta de 77.780 casos confirmados, con 2666 fallecidos solo en China. En total hay 42 países afectados, con 80.239 casos y 2764 decesos. Caracas. Desde que se detectó el primer caso de Covid-19, el 31 de diciembre de 2019, en la ciudad de …   leer mas

644
644
primer caso de Covid-19

El informe de la OPS para el 25 de febrero daba la cuenta de 77.780 casos confirmados, con 2666 fallecidos solo en China. En total hay 42 países afectados, con 80.239 casos y 2764 decesos.

Caracas. Desde que se detectó el primer caso de Covid-19, el 31 de diciembre de 2019, en la ciudad de Wuhan (China), Latinoamérica había estado libre de contagios. Hasta este 26 de febrero, cuando se confirma en Brasil que un residente del estado de São Paulo —con un historial de viajes a Lombardía (Italia) del 9 al 12 de febrero— tiene el virus.

La información aparece en el portal de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en donde se informa, además, que hasta este miércoles se había notificado un total acumulado de 26 casos de Covid-19 en tres países de la región Americana: Brasil (1), Canadá (11) y los Estados Unidos de América (14).

El caso de Brasil es producto de un viaje. Los de Canadá nueve son por viaje y dos de propagación persona a persona. En Estados Unidos se presenta el mismo patrón: 12 son contagios por viajes y dos de persona a persona.

Asimismo, se han detectado hasta la fecha 39 personas positivas en los Estados Unidos entre ciudadanos repatriados, incluyendo individuos bajo cuarentena federal provenientes de Wuhan (3) y el crucero Diamond Princess (26).

El informe de la OPS para el 25 de febrero daba la cuenta de 77.780 casos confirmados, con 2666 fallecidos solo en China. En total hay 42 países afectados, con 80.239 casos y 2764 decesos. Aún no se cuenta con un tratamiento médico efectivo o vacuna en contra del virus.

¿Puede la región con una epidemia?

La OPS intenta garantizar que los países de América Latina y el Caribe estén preparados para llevar a cabo el diagnóstico de laboratorio para detectar la ocurrencia de un primer caso de Covid-19.

Durante la semana del 17 de febrero se impartió una capacitación en Brasil, en colaboración con Fiocruz y el Ministerio de Salud, para nueve países de América del Sur (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay), así como en Venezuela.

También se realizó una capacitación en el Caribe, que incluyó a Surinam, Barbados, Haití, Jamaica y Dominica. Estos entrenamientos continuarán en la subregión la próxima semana (2 de marzo) con un entrenamiento de laboratorio en Bahamas y Guyana.

La Agencia de Salud Pública del Caribe (Carpha), por su parte, informó que sus institutos están listos para responder en caso de tener un primer caso de Covid-19; y el Instituto Pasteur de Guyana Francesa igual está operativo para apoyar la vigilancia en los territorios franceses del Caribe.

Los laboratorios seleccionados para la capacitación son aquellos que ya llevan adelante pruebas de influenza. Esto significa que, en lugar de desarrollar uno desde cero, el protocolo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y la OPS es que para las pruebas del SARS-CoV-2 se pueden implementar rápidamente las plataformas de detección molecular existentes para la influenza y otros virus respiratorios.

Pasos a seguir

El epidemiólogo Julio Castro dijo en su cuenta de Twitter, el pasado 21 de febrero, que ya se ven segundas generaciones de infectados que no han tenido contacto con viajeros.

En esa misma red sugirió que —dada la evidencia de actividad de casos en varios países— es necesaria la fase de “contención”, que es impedir que los casos se exporten a otras zonas, prevenir infecciones en ambientes hospitalarios, optimizar condiciones y precauciones para proteger al personal de salud y transmisión a contactos y medidas de distanciamiento social.

Otras medidas a tener en consideración:

  • Se ha dicho que los síntomas son iguales a una gripe común y para evitar enfermarse solo sirve lavarse las manos frecuentemente.
  • Ya Venezuela tiene protocolos previos, vale recordar la epidemia AH1N1 de 2009, que dejó 4844 casos confirmados y 166 muertes.
  • Por tanto, en caso de tener muestras sospechosas, deben ser enviadas al Instituto Nacional de Higiene, laboratorio de referencia nacional para la investigación de nuevos virus. Las recomendaciones para su transporte son las previstas por la OMS para el traslado de líquidos biológicos riesgosos. Se deben tomar todas las medidas de prevención en cuanto a bioseguridad.
  • Las medidas estándares que recomienda la OMS deben cumplirse con todos los pacientes. En caso de sospechas se debe usar el equipo de protección personal dependiendo del riesgo, hacer limpieza ambiental, usar una máscara médica, cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con el codo flexionado.
  • La Red Defendamos la Epidemiología Nacional Sociedad y la Sociedad Venezolana de Salud aconsejan convocar al Comité de infecciones para la conformación de un grupo de trabajo multidisciplinario sobre el Covid-19, el cual se encargará de implementar las pautas sobre el manejo de casos, vigilancia, toma de muestra y diagnóstico, según la recomendación de las autoridades sanitarias y de los organismos como la OMS y OPS.
  • Ante la presencia de un caso sospechoso, debe procederse inmediatamente a aislar al paciente y ponerle mascarillas.
  • Se debe hacer la notificación inmediata al departamento de epidemiología y a las autoridades sanitarias.
  • Definir la ruta del paciente al sitio de hospitalización.
  • Informar y/o sensibilizar a los trabajadores de la salud acerca del virus.
  • Elaborar material informativo como protocolos de acción para el personal de salud encargado de la atención de los pacientes.
  • Asignar el número de camas para la hospitalización de pacientes sospechosos.

Todo esto además de la dotación de insumos a los hospitales y dar la debida y oportuna información a la opinión pública.

El brote con el primer caso de Covid-19 fue declarado una emergencia de salud pública de interés internacional el 30 de enero de 2020.

In this article

Participa en la conversación