Esta película, que acaba de ganar el Festival de Cine de Tribeca, cuenta la historia de una joven que escribe cartas de amor en nombre de un muchacho enamorado de una compañera de clases.

Caracas. El Festival de Cine de Tribeca se realizó a distancia debido a la pandemia. Fue una exhibición online de un certamen creado en otro contexto adverso, la posterioridad de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Como bien recuerda la página web de la muestra, nació de las cenizas para dar vida al devastado centro de la ciudad de Nueva York.

Bajo ese principio, los organizadores no podían amilanarse en tiempos de cuarentena, y llevaron a cabo la empresa y anunciaron los ganadores por redes sociales. En la competencia, resultó ganadora la película The Half of It, de la estadounidense Alice Wu, quien también es guionista de una adaptación con clara inspiración de Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand. Es de ese tipo de filmes que adaptan al público juvenil obras clásicas, además de contextualizarlas en tiempos recientes, como ha ocurrido con títulos como Romeo + Juliet, de Baz Luhrmann, y 10 Things I Hate About You, de Gil Junger.

Desde su estreno en Netflix el 1º de mayo, The Half of It se ha convertido en uno de los largometrajes más populares de la plataforma. Ambientada en un pequeño y lejano pueblo de Estados Unidos llamado Squahamish, Ellie Chu (Leah Lewis) vive con su padre, un emigrante chino que todavía no supera la muerte de la esposa. Vive absorto frente a la televisión, donde encuentra en clásicos del cine la dicha que la vida parece haberle arrebatado.

The Half of It
La película de Alice Wu comienza como un simple juego de impostores.

La joven es aplicada en los estudios, observadora, analítica y con amplia sensibilidad por el arte. En clases, sabe cómo ganar dinero. Hay quienes no quieren o no pueden realizar los ensayos que mandan los profesores, así que ella cobra por hacerlos. Todos ganan, especialmente ella, que confirma conocimiento mientras obtiene dólares para la casa, donde no abunda el dinero.

A Ellie Chu la busca Paul Munsky (Daniel Diemer), quien sabe muy bien de las habilidades de la muchacha con la escritura. Él asegura que está enamorado de Aster Flores (Alexxis Lemire), una atractiva joven que es novia de uno de los más populares de la secundaria. Para conquistarla, le pide a Ellie Chu que escriba cartas de amor para enviarlas a su enamorada. Claro, él pagará muy bien. La joven aprovecha la oferta.

Es así como The Half of It se convierte en una historia sobre las inquietudes de la adolescencia, las dudas, el despertar y la orientación sexual, las crisis familiares, los objetivos de vida y la presión que sienten los jóvenes en ese estertor de la vida colegial.

Muchos ven el pequeño pueblo de Squahamish como un lugar del que hay que salir cuanto antes, porque ven que la vida se detiene. Otro apremio al que están sometidos los jóvenes en un lugar donde hasta la victoria deportiva es esquiva.

The Half of It
La película tiene sutiles guiños al despertar adolescente.

El trío protagonista supera toda expectativa en la responsabilidad que le recae al mantener esta historia, que pudo estancarse en lugares comunes, especialmente si se hubiera enfocado en subrayar estereotipos sin ningún tipo de evolución durante el metraje de The Half of It.

Alice Wu conduce una trama encomiable, agradable y empática, que va de un juego de seducción epistolar, que luego pasa a las nuevas tecnologías, que sirven de máscara en ese terreno idóneo para las apariencias. Aster Flores recibe con gusto los mensajes que supuestamente son de Paul Munsky, a quien empieza a ver como alguien atento, culto, diferente al resto de los que la rodean en clases. Pero Paul apenas es un medio a través del cual Ellie Chu expresa lo que nunca ha dicho, pues es inédito lo que empieza a sentir gracias a una travesura que en principio solo llevaría a ganar dinero extra.

La autora sabe cómo derribar lo que se prevé, y convierte su película en una lección de amistad, de reencuentros, reconciliaciones. Sin juzgar, deja que sus personajes vivan cada experiencia, las asimilen y actúen en consecuencia, sabiendo que al final todos son vulnerables en determinados momentos, y los llamados errores, aunque hieren, tan solo son producto de momentos de deriva en un cuerpo, y también un mundo que empiezan a descubrir con otras perspectivas.

Algunos momentos pueden parecer erráticos desde la mirada del adulto, pero cómo se puede pedir lo que algunos denominan coherencia cuando la adolescencia es un caos de pensamientos.

The Half of It
Al final, la obra es un llamado también a la redención.

Es el segundo largometraje de Alice Wu, quien sale muy bien librada con una obra sencilla, pero bastante directa que también invita a la comunión en medio de conductas xenofóbicas y del duelo. Al final, la amistad prevalece y es la que sostiene, mientras se enfrenta un futuro incierto, ese que comienza cuando la adultez está ahí, cerca, y hay que dejar una rutina para emprender un camino hacia lo que realmente se anhela, sin poses ni complacencias. La vida.

Lea también
  • Extraction, una película de acción con guiño complaciente
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte I
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte II
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte III
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte IV
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte V
  • Películas venezolanas para ver en Internet. Parte VI

Participa en la conversación