El instituto emisor gestiona un financiamiento para aumentar las reservas internacionales que están en 11,8 millardos de dólares.

Caracas. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le permite al Banco Central de Venezuela tramitar financiamientos para elevar las reservas internacionales.

El instituto emisor solicitó al Máximo Tribunal una interpretación de los artículos de la Constitución sobre las actuaciones del Banco, y esa petición fue por la intención del BCV de gestionar un crédito ante el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).

El TSJ indicó que el BCV está dotado de autonomía para el ejercicio de sus atribuciones «con la eficiencia de revestir las operaciones de la entidad, lo que resulta de especial interés en el marco del estado de emergencia económica».

La sentencia dijo que «el potencial contrato de préstamo a ser suscrito por el BCV con el FLAR se realiza en ejecución de un convenio internacional suscrito y ratificado por la República en 1989, en consecuencia, no debe considerarse como un contrato de interés público nacional, y, por ende, no está sujeto a la autorización de la Asamblea Nacional, ni requiere la consulta a la Procuraduría General de la República». 

El BCV solicitó al FLAR un préstamo de 1 millardo de dólares para aumentar las reservas que se encuentran en 11,8 millardos de dólares, pero el Fondo le informó que le podía autorizar menos recursos, porque los créditos son en función de las cuotas que tiene cada ente, señalaron fuentes consultadas.

Pero además del menor monto, el FLAR no había terminado de aprobar la solicitud debido a la duda que existe con la autorización de los acuerdos de interés nacional, pues los mismos tienen que ser revisados por la Asamblea Nacional, dijo el diputado, José Guerra.

Lee también
Sala Constitucional del TSJ ignora la ley y designa a Leonardo Morales como nuevo rector del CNE

Esa financiamiento debería pasar por el Parlamento, agregó. Sin embargo, la facultad de la Asamblea de revisar los acuerdos de interés nacional está limitada por el decreto de emergencia económica.

Ahora el TSJ le daría la atribución al BCV para tramitar dicho financiamiento sin tener que pasar por la AN. Los diputados la próxima semana enviarán notificaciones al FLAR así como a otros organismos ratificando que los acuerdos tienen que ser avalados por la Asamblea.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Alfonso Marquina, dijo que el TSJ le otorga una licencia al Gobierno para que siga cometiendo errores.

Las reservas internacionales están en los niveles del año 2003 y no repuntan por la menor venta de dólares de Pdvsa. Aunque el instituto ha hecho operaciones y ha retirado recursos del FMI para aumentar el saldo, ello no ha sido suficiente.

Por la menor disponibilidad de recursos, las liquidaciones de dólares para las importaciones y otros conceptos bajaron 80 % en el primer semestre.

Las restricciones a la AN no solo se limitan a la revisión de los acuerdos, el Gobierno por medio de la Habilitante y el decreto de emergencia le ha quitado las atribuciones de aprobar las condiciones financieras para el endeudamiento y los créditos adicionales.


Participa en la conversación