El accidente ocurrió en la mañana del miércoles en la mina Yin Yang, de la población minera. Autoridades presumen que puede haber más fallecidos enterrados.

Ciudad Guayana. Por una razón o por otra, las minas del sur de Bolívar son sinónimo de muerte: cuando no hay masacres perpetradas por pandillas o por funcionarios militares, hay accidentes con víctimas letales.

Así ocurrió la mañana de este miércoles en la mina Yin Yang, en El Callao, municipio El Callao: un deslizamiento de tierra mató al menos a tres personas y dejó a cinco heridos.

Solo una de las víctimas está identificada: Anderson Carvajal, de 34 años. Hasta los momentos hay cinco heridos confirmados: Yanitza Heredia, de 41 años, Miguel Pino, de 37; Franklin Fajardo, de 20 años; Meryin Contreras y Jhonathan Martínez, ambos de 30 años.

El diputado Américo de Grazia —representante del sur de Bolívar en la Asamblea Nacional— informó que “mineros y compañeros de trabajo sospechan que aún se encuentran otros cuatro trabajadores tapiados en la mina”. Este jueves las labores de rescate continuaron.

¿Quién tiene la culpa?

El mismo De Grazia recordó, a raíz de este nuevo accidente, que todas las minas de El Callao “están bajo la administración de Minerven: los responsables directos de la tragedia. En consecuencia, la empresa está en la obligación de indemnizar a familiares de las víctimas”.

Pero hasta el jueves en la tarde la empresa no había emitido pronunciamientos acerca del accidente ni sobre las indemnizaciones de las que, según De Grazia, tiene que hacerse cargo la empresa.

Por los momentos, y de acuerdo con fuentes de la Policía del Estado Bolívar (PEB), sí hay posibilidades de que haya más cadáveres enterrados en esta mina.

Foto: Wilmer González | Correo del Caroní



Participa en la conversación