La diputada indígena Gladys Guaipo (AD) condenó “al régimen usurpador por la comisión de crímenes de lesa humanidad”. Los parlamentarios repudiaron el acto donde Nicolás Maduro condecoró a los militares que bloquearon el ingreso de la ayuda humanitaria el 23-F. Los diputados también denunciaron el uso de gases lacrimógenos y perdigones este miércoles en Ureña contra niños y adolescentes venezolanos que querían ir a sus escuelas en Cúcuta. Rechazaron la expulsión del embajador alemán.

Caracas. Zoraida Rodríguez, Rolando García, Clever Pérez, Jorge González, José Pérez Márquez, José Barrios y José Hernández son los siete indígenas pemones que fallecieron desde el 22 de febrero como consecuencia de la acción represiva de supuestos efectivos militares y paramilitares, que se enfrentaron a la población de Santa Elena de Uairén para impedir el ingreso de la ayuda humanitaria.

En su memoria, los diputados de la Asamblea Nacional guardaron un minuto de silencio este miércoles, tal y como lo hicieron en la sesión del pasado 27 de febrero.

En el debate, la presidenta de la comisión de Pueblos Indígenas, Gladys Guaipo (AD), aseguró que de acuerdo con el reporte de los indígenas pemones, “las personas uniformadas que los reprimieron eran presos de las cárceles de la zona” a quienes vistieron y armaron como a militares. Luego de relatar los hechos, Guaipo pidió declarar “la responsabilidad del régimen usurpador en la comisión de crímenes de lesa humanidad por el crimen cometido contra los pemones”.

Por su parte, los diputados Edwin Luzardo (VV) y Américo de Grazzia (LCR) expresaron su más firme rechazo a la condecoración impuesta por Nicolás Maduro al general de división Alberto Bermúdez, quien comandó la acción armada en Santa Elena. “A la población de Kumaracapai le cobran el haber resistido, el reconocer a esta Asamblea, el reconocer al presidente Guaidó y su determinación a que ingresara la ayuda”, dijo De Grazia. Mientras que Luzardo instó al pleno a debatir la aplicabilidad del artículo 187 numeral 11, referido a la autorización de misiones militares extranjeras en el país.

Lee también
Barboza: A ningún régimen totalitario le interesa una fuerza armada institucional

Perdigones contra escolares

Otro de los puntos debatidos este miércoles fue una denuncia presentada por los diputados del estado Táchira, sobre el uso de gases lacrimógenos y perdigones contra niños y adolescentes que en horas de la mañana pidieron a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del puesto fronterizo de Ureña permitirles el paso a Cúcuta para ir a la escuela.

Karin Salanova (VP) solicitó a la Asamblea Nacional ordenar la reapertura de los pasos fronterizos, cerrados por instrucción de Nicolás Maduro desde el 22 de febrero. “La reapertura de los pasos fronterizos es la única garantía de acceso a los derechos que tienen los pobladores de las fronteras”, dijo.

Carlos Valero (UNT) afirmó que el cierre prolongado de los pasos fronterizos afecta a 6000 niños venezolanos que estudian en Cúcuta y al menos 300 pacientes renales que reciben diálisis diariamente del lado colombiano: “Muchos tienen que pasar por las trochas que ahora son controladas por encapuchados”.

Sergio Vergara (VP) solicitó a las comisiones de Familia y Política Interior investigar y determinar a los responsables de la represión contra los niños este miércoles. Además, ratificó su denuncia de que en los últimos días las casas de los dirigentes de la oposición en la frontera han sido marcadas como una señal de amenaza por sus opiniones.

En la sesión, los diputados también escucharon el informe del presidente Guaidó sobre su gira suramericana de la semana pasada. Guaidó dijo que el periplo fue un reconocimiento a la lucha de los venezolanos para rescatar la democracia y sirvió para comenzar a dibujar alianzas económicas con los países de la región para ayudar en la recuperación de Venezuela.

Lee también
Técnicos de Bachelet conocen a fondo situación de derechos humanos de Venezuela

Además, se dio un debate sobre el agravamiento de la crisis económica y su impacto en la vida de las personas, que el diputado José Guerra (PJ) resumió en una cifra: 5,45 dólares al mes constituye al día de hoy el salario mínimo mensual de los venezolanos, el cual es devengado por un millón y medio de empleados públicos y 2,5 millones de pensionados. Recordó que según la ONU, una persona debe ganar al menos un dólar al día para no estar en situación de pobreza. Los venezolanos se ubican muy por debajo de esa referencia.

Al inicio de la plenaria, Omar Barboza (UNT) informó a la cámara sobre la decisión de la cancillería de Nicolás Maduro de declarar persona non grata al embajador de Alemania en Caracas, Daniel Kriener, y solicitarle abandonar el país en 48 horas. En nombre del Parlamento, Barboza reconoció la labor de Kriener por la restitución de la democracia en Venezuela y destacó el rol de Alemania en las posiciones que en esa misma dirección ha adoptado la Unión Europea. Guaidó también expresó su agradecimiento al diplomático y dijo que es una represalia por donar ayuda humanitaria a Venezuela.

Kriener fue uno de los embajadores que esperó a Juan Guaidó en el aeropuerto de Maiquetía el pasado lunes, a su regreso de la gira internacional.

Lee también
Equipo técnico de Bachelet se reunió con Guaidó

Participa en la conversación