El personal asegura que todos los meses llegan actas firmadas donde se detalla la dotación de insumos médicos y medicinas, pero no las ven en físico. Exigen que el salario se fije en 2400 dólares mensuales. 

Valencia. De acuerdo con el balance ofrecido por Jesús Salguero, secretario general del Sindicato Único Nacional de Médicos (Sunamed), los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) adscritos a la Misión Barrio Adentro presentan un déficit de medicinas e insumos médicos de 40 %.

El sindicalista reconoció que trabajan en «condiciones inadecuadas» debido a que las infraestructuras están en franco deterioro. También indicó que no cuentan medicamentos como: analgésicos, hipertensivos y antibióticos. Por ello, solicitó a las autoridades del Ministerio de Salud que realicen auditorías y se investiguen las desviaciones de insumos médicos y medicinas.

Todos los meses se hacen actas de entrega de materiales, medicinas, equipos médico quirúrgicos en todos los centros, pero en la práctica no hay«, sostuvo Salguero.

Durante el mes de enero, Luis Blanco, presidente del Sindicato Único de Médicos en Carabobo, denunció a Crónica.Uno que debido a la inseguridad, desde hace tres años no prestan atención médica las 24 horas del día: «los CDI se cierran a las 7:00 de la noche y se vuelven a abrir a las 6 de la mañana. Pedimos que se establezca un plan de seguridad para poder atender a los pacientes durante la noche».

En aquella oportunidad, pese a que no quiso revelar la cantidad de médicos, enfermeras, trabajadores administrativos y obreros que han renunciado para migrar del país en busca de mejores expectativas de vida, Blanco reconoció que se encuentran en un estado crítico, pues la falta de personal se hace evidente en los 47 CDI que hay en Carabobo.

Lee también
En vías de extinción hilos artesanales de Carabobo y artesanías de Tintorero

Rechazan ayuda humanitaria pero piden aumento salarial

El secretario de Sunamed aseguró que no están de acuerdo en recibir ayuda humanitaria por parte de la comunidad internacional, pues considera que «no debe haber tutelajes externos», tal y como lo determinan las bases oficialistas de las que se hace eco.

Sin embargo, hizo énfasis en que, debido a la crisis económica que atraviesa el país, los salarios de los trabajadores de la Misión Barrio Adentro se ven pulverizados. Recordó que el pasado 31 de diciembre de 2018 se venció la contratación colectiva y sostuvo que deben iniciar las nuevas discusiones para establecer un nuevo salario que sea cónsono con la realidad inflacionaria del país.

El sindicalista precisó que el salario que exigen al Ejecutivo es de 40 petros, que se traducen en 2400 dólares. «Como el Gobierno fijó como unidad de cuenta para calcular los salarios a través del Petro, nosotros queremos entonces que nuestro salario sea calculado así (…) En el artículo 91 de la Constitución Nacional se establece que el salario mínimo nacional debe estar por encima de la inflación acumulada anual» (sic).

Pacientes a la espera en Carabobo

Según estadísticas del Colegio de Médicos de Carabobo, los centros hospitalarios de la entidad presentan 80 % de desabastecimiento de medicinas e insumos médicos, por lo cual aseguran estar dispuestos a apoyar en la logística de distribución de la ayuda humanitaria que está por ingresar al país.

Rubén Limas, directivo del Colegio, detalló que la ayuda humanitaria está dirigida a pacientes con alto riesgo de mortalidad, por ello la prioridad serán los niños de 0 a 5 años en estado de desnutrición y mujeres embarazadas con la misma patología, igualmente se suman los pacientes hipertensos, diabéticos y oncológicos.

Lee también
Vecinos de Las Malvinas piden apoyo para recuperar espacio deportivo

El galeno refirió que entre 300.000 y 400.000 personas aguardan por la ayuda humanitaria en el país. De esta cifra, Carabobo representa 30 %, que en promedio serían unos 90.000 pacientes que urgen por iniciar tratamiento.

Foto referencial: Luis Morillo


Participa en la conversación