Ciudad Guayana incomunicada e improductiva por las fallas de internet

Consecomercio calcula que 75% de los negocios en la región central han bajado las santamarías

Mientras los habitantes de Puerto Ordaz y de San Félix se quejan, a través de sus redes, Cantv solo ofrece una respuesta: las fallas son producto de los cortes de fibra óptica.

Ciudad GuayanaLa queja era intermitente, pero desde el sábado, en muchos sectores de Puerto Ordaz y de San Félix es permanente: no hay conexión a internet.

Las fallas se han convertido en problemas para muchos. Algunos no se han podido comunicar con sus familiares, especialmente los que viven fuera de Venezuela. Y otros tienen en riesgo sus trabajos porque no tienen cómo cumplir si dependen de la conexión a internet.

Un conteo del diario Correo del Caroní detalla que durante 2019 ha habido seis fallas permanentes del servicio en el estado Bolívar. La última de ellas comenzó el lunes y duró 24 horas.

“Pero nosotros estamos así desde la segunda semana de diciembre. Está intermitente, y después del 20 de enero aumentó en el sentido de que ya no está intermitente sino que se va casi todo el día, regresa en la madrugada, luego vuelve a las siete de la mañana y se vuelve a ir. Lo que pasó desde el sábado [2 de febrero] es que fue y no volvió más”, detalla Verónica Bastardo, estudiante de la sede Guayana de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

La caída de internet la ha afectado en varios ámbitos. Por ejemplo, ella y su familia “no estamos informados para nada porque las redes sociales no cargan. Por lo menos nos enteramos de las noticias al día siguiente”.

Trabajos en riesgo

Pero lo que más la mortifica es que “comencé a trabajar manejando cuentas de Instagram y no he podido publicar ni he podido cumplir con las entregas del trabajo y eso ha hecho que mi jefe se tenga que encargar del trabajo que tengo que hacer. Me han puesto un ultimátum: si eso persiste, van a tener que buscar a alguien que cubra esas horas”.

Lee también
Red de sobornos dilata la justicia en el caso de Ángela Aguirre

A la administradora Estafanía Méndez le ha pasado algo similar: trabaja en una sede del Banco Bicentenario, pero sus mayores ingresos provienen de trabajos independientes con los que no ha podido cumplir.

“No he podido hacer nada. Me retraso en el trabajo. No me han llamado la atención, pero eso me causa estrés y para mí no es bueno.Ni para nadie. La internet es vital para mandar información y para recibir información. Además, muchos tenemos familiares afuera y nos comunicamos es por ese medio”, lamenta.

Este martes la organización no gubernamental Espacio Público recordó que, además de las fallas, durante enero los venezolanos vivieron los bloqueos de Wikipedia, Twitter, Instagram, Google y Youtube.

¿Merece la pena quejarse y denunciar? Jackson Sofuá, encargado de una tienda de servicio técnico de computadoras, opina que “no vale la pena. No es para justificarse, porque el deber ser es que uno denuncie, pero estamos acostumbrados a eso. ¿Para qué llamar si no es solución?”.

Mientras tanto, este martes, la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (Cantv), a través de la cuenta de Twitter @salaprensacantv, informó que “Comunidades organizadas en la parroquia Unare, de Puerto Ordaz,  estado Bolívar, respaldaron las iniciativas de Cantv para garantizar los servicios de telecomunicaciones en la zona”. Unare es, precisamente, una de las zonas en las que las fallas han persistido más tiempo.


Participa en la conversación