Denuncia de Seijas por xenofobia quedó sin sanción en Colombia

La Dimayor no aplicará ningún castigo al defensor Cristian Palomeque por insultar al venezolano en un partido por la liga cafetera.

Caracas. La vehemencia de Luis Manuel Seijas en su denuncia por xenofobia quedó en nada. La Dimayor —ente organizador del torneo colombiano— a través de su Comité Disciplinario decidió no sancionar por “falta de pruebas” al defensor Cristian Palomeque, quien insultó al venezolano en el choque por la fecha 15 entre Independiente Santa Fe y La Equidad.

Ante la denuncia de Seijas por el comportamiento de Palomeque, el cuerpo colegiado decidió abrir una investigación y llamó a los dos futbolistas a rendir declaración. En su comparecencia, el centrocampista vinotinto del Santa Fe ratificó lo que ya había explicado a través de los medios de comunicación, que sintió un contacto en el área y cayó para luego ser increpado por el zaguero rival y después recibir un agravio por su nacionalidad.

Palomeque aseguró que “era mentira que se hubiese acercado a Seijas profiriendo ofensas relacionadas con su nacionalidad”. Admitió haberle dicho venezolano, pero aclaró que en ningún momento hizo alusión al país del rival en términos peyorativos, sino que la jugada le generó inconformidad y descontento porque, a su juicio, el carabobeño fingió un penal.

Al analizar ambas declaraciones, el Comité concluyó que “ni el árbitro ni el comisario reportaron en sus informes haber observado la situación objeto de investigación, razón por la cual no se presentan elementos probatorios suficientes para demostrar que Cristian Palomeque cometió una infracción disciplinaria en el ámbito de la competencia”.

No  obstante,  el Comité reiteró  que «rechaza enfáticamente cualquier tipo de insultos y agresiones verbales que aludan a la discriminación de raza, nacionalidad, religión, género” y recordó además “la necesidad que los clubes continúen con acciones encaminadas a mejorar el buen comportamiento de sus jugadores durante los encuentros deportivos”.

El de Seijas no es el único caso de xenofobia que han sufrido los futbolistas venezolanos recientemente. En enero, Pablo Bonilla fue llamado “muerto de hambre” por un jugador chileno en el Suramericano Sub 20; en ese mismo mes Yeferson Soteldo fue tildado de “lisiado” por un comentarista brasileño y en febrero un diario de Arequipa hizo una alusión negativa a la crisis política del país al titular “Arequipa 2 Maduro 0” como reflejo del resultado entre Melgar y Caracas FC por la Copa Libertadores de América.


Participa en la conversación