Detienen a cinco miembros de una red de trata de personas entre Güiria y Trinidad

trata de personas

Cuatro hombres y una mujer fueron capturados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, mientras trasladaban a dos jóvenes y tres adolescentes en un vehículo hasta la ciudad del municipio Valdez, con la finalidad de llevarlas a una embarcación ilegal al país vecino.

Caracas. Cinco personas fueron detenidas por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), presuntamente vinculadas a una red de trata de personas entre Güiria  y Trinidad y Tobago.

Según información del Ministerio Público (MP), a Franklin Tulio Marcano Belmonte, de 42 años; José Manuel Marcano Mass, de 49 años; y Luisanny del Carmen Villarroel González, de 29 años, los aprehendieron cuando se trasladaban a bordo de un vehículo hacia Güiria. Ocurrió el 2 de mayo, en una alcabala del pueblo Bohordal, municipio Cagijal.

En el carro llevaban a sus víctimas, dos jóvenes y tres adolescentes, ninguna con pasaporte. La nota de prensa de la Fiscalía aseguró que dos de ellas estaban acompañadas por sus representantes.

Un día después detuvieron a José Francisco Orfila, de 47 años, y a Henry Arquímedes Mata Goitia, de 54, en el pueblo Río Salado de Güiria. Estos hombres iban a gestionar la lancha que llevaría a las víctimas hasta Trinidad de manera ilegal.

Lee también
Antes de trasladarlas a Trinidad víctimas de trata son sometidas en hoteles de Güiria

El MP informó que a Orfila, Marcano Belmonte y a Arquímedes les imputaron el delito de trata de mujeres y adolescentes, en la modalidad de transportadores. Mientras que a Villarroel y Marcano Mass les atribuyeron el mismo delito pero en modalidad de acogedores.

Más de 50 desaparecidos en un mes

Este procedimiento ocurrió una semana después del naufragio del bote Jhonnalys José (23 de abril), entre Güiria y Trinidad, con 28 pasajeros a bordo. Por este siniestro rescataron a nueve sobrevivientes y recuperaron el cadáver de una adolescente de 16 años.

Testigos dijeron que esa noche el capitán bajó la velocidad, después del paso de Boca del Dragón, y una ola volteó la embarcación. También vieron a otros botes acercarse a ellos, por lo que se presume que rescataron a varias personas del mar.

Fuentes de Crónica.Uno sospechan que la mayoría de las pasajeras iban bajo engaño por una red de trata de personas, con el fin de explotarlas sexualmente. Esta banda que opera entre ambos países capta a las jovencitas a través de amigas o conocidas, con una oferta laboral bien pagada, y luego son sometidas por los miembros del grupo delictivo.

Casi un mes después de este naufragio desapareció otra embarcación (16 de mayo); en este tiempo ya suman más de 50 desaparecidos, en la misma ruta. El peñero Ana María llevaba a bordo 33 pasajeros, entre ellos tres menores de edad y una mujer embarazada.

La búsqueda fue suspendida una semana después sin rastros de un siniestro. Solo se rescató a un sobreviviente, Alberto Abreu, capitán del peñero. Lo localizaron nadando a 20 millas de la costa de Trinidad y estuvo en un hospital de Granada, hasta que se fugó, pues las autoridades descubrieron que tiene antecedentes por trata de personas.

Por este motivo los familiares de las víctimas presumen que sus seres queridos están secuestrados. La Asamblea Nacional designó una comisión especial para investigar estos dos hechos. Los diputados Carlos Valero y Robert Alcalá denunciaron que el Gobierno no ofreció ayuda ni suficiente información a los parientes.

Lee también
Investigación del naufragio de Güiria podría quedar bajo el mar

Participa en la conversación