Seis hijos quedaron huérfanos de madre luego de tres hechos violentos. Las víctimas fueron Luz Alcalá, a quien mataron en una fiesta en Petare; Roxana Rojas, víctima dentro de su casa, en El Paraíso, y Ana Medina, apuñalada por su pareja en Vargas.

Caracas. Luz Marina Alcalá fue asesinada en una fiesta, la madrugada del sábado 1° de junio, en el barrio Julián Blanco de Petare. Una bala perdida entró por su brazo y se alojó en su cuello, luego de que varios hombres a bordo de un carro dispararan contra todos. Solo el fin de semana mataron a tres madres en la Gran Caracas.

Luz tenía 37 años y era peluquera, con su trabajo mantenía a sus cuatro hijos. Sus allegados la llevaron en una moto hasta un Centro Diagnóstico Integral (CDI) y desde ahí la trasladaron al hospital Domingo Luciani de El Llanito, donde murió el lunes a las 5:00 a. m.

Sus parientes contaron que otros vecinos resultaron heridos y aunque desconocen cuantos son, se presume que entre ellos se encuentra una adolescente de 16 años.

Este es el tercer hecho de violencia que se registró en el Área Metropolitana de Caracas en menos de 48 horas. Solo en la madrugada del sábado asesinaron a dos mujeres en la capital.

Roxanna Nailú Rojas, de 29 años, fue la otra víctima del fin de semana. La versión de sus parientes fue que varias personas ingresaron a su casa durante la madrugada del sábado 1° de junio, mientras ella dormía. En la otra habitación se encontraba su hijo, un adolescente de 14 años.

Foto: cortesía

Recibió una herida por arma blanca en el cuello. Fue su hijo quien avisó a la familia. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegó a las 11:00 a. m. del domingo a levantar el cadáver.

Fuentes policiales indicaron que se sospecha de una expareja de la joven, quien presuntamente la había amenazado de muerte anteriormente porque ella no quería volver con él. Al parecer este hombre estuvo detenido y quedó en libertad hace un mes.

Además, se conoció que la víctima había estudiado Comunicación Social en la Universidad Santa María (USM) y en una oportunidad había emigrado a Madrid, España.

Lee también
A puñaladas asesinaron a mujer dentro de su casa
Apuñalada frente a su hijo, en Vargas

Ana Beatriz Medina Rodríguez, de 24 años, también era madre de un pequeñito de cinco años. Su pareja le dio una puñalada en el pecho durante una discusión. Fuentes extraoficiales dijeron que el crimen ocurrió frente al menor de edad.

Antes del homicidio la joven llamó a un hermano para decirle que William José Colmenares Silva —su pareja— estaba muy agresivo. Él llamó a funcionarios del Cicpc, pero cuando llegaron al apartamento ya estaba sin signos vitales.

Dentro de la vivienda, ubicada en el edificio Maribel de la urbanización Caribe, en Caraballeda, estado Vargas, localizaron también al pequeñito y al presunto homicida, de 53 años, quien fue detenido.

En estos tres hechos seis hijos menores de edad resultaron huérfanos de madre a causa de la violencia. Dos de ellos presenciaron cómo sus mamás se quedaron sin signos vitales.


Participa en la conversación