La beca estudio pasó de 4 a 720 bolívares soberanos, mientras que la ayudantía y la preparaduría quedaron en 900 bolívares soberanos y 1080 bolívares, respectivamente.

Caracas. El Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología envió un oficio en días recientes a las universidades para comunicar el nuevo monto de las providencias estudiantiles, el cual resulta irrisorio ante el aumento de los precios.

Indy Pacheco, jefe del departamento de Trabajo Social de la Organización de Bienestar Estudiantil (OBE) de la Universidad Central de Venezuela, precisó que la beca estudio pasó de 4 a 720 bolívares soberanos, mientras que la ayudantía y la preparaduría quedaron en 900 bolívares soberanos y 1080 bolívares, respectivamente.

Estos montos, dada la hiperinflación, no cubren las necesidades de los estudiantes. Son montos descontextualizados de la realidad, dijo Pacheco. Un café grande cuesta 120 bolívares soberanos, fotocopiar 10 páginas equivale a 100 bolívares soberanos. En octubre un almuerzo estudiantil oscilaba entre los 350 bolívares soberanos y 700 bolívares soberanos.

Las becas se pagarán la próxima semana con retroactivo de septiembre y octubre. En este momento las universidades se encuentran elaborando las nóminas para realizar los pagos.

Fue un incremento asociado a la realidad después de la reconversión monetaria, pero resulta que viene después de un nuevo aumento salarial y se vuelve a devaluar el monto. Estas circunstancias han generado indiferencia en los estudiantes de solicitar y renovar las becas, señaló Morella Albert, directora de Desarrollo Estudiantil de la Universidad Simón Bolívar.

Este aumento llega semanas después del día del Estudiante Universitario, momento en que los jóvenes se quedaron esperando que el presidente Nicolás Maduro, desde el Palacio de Miraflores, les aumentara la beca de 4 bolívares soberanos que estaban cobrando desde el abril, mes en que elevó de 80.000 bolívares fuertes —equivalente a 0,8 bolívares soberanos— a 400.000 bolívares fuertes, es decir, 4 bolívares soberanos. Por el contrario, Maduro ofreció 20.000 bolívares a jóvenes colombianos para que estudien en Venezuela.

Lee también
Encovi: Desempleo juvenil es más del doble de la tasa promedio de toda la población

Los aportes económicos para los estudiantes no han sobrevivido a una economía que cumplió en octubre de este año 12 meses en hiperinflación, en un contexto que tampoco promete mejoras. Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional son que el país cerrará 2018 con 2.500.000 % de inflación.


Participa en la conversación