12 voceros del sector intercambiaron puntos de vista sobre el reinicio de las mesas de diálogo entre el Gobierno y la oposición. Exigen la apertura de un canal humanitario que sea administrado por organismos internacionales y locales sin participación del Ejecutivo. Exigieron transparencia a la oposición y algunos cuestionaron la participación del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Caracas. Una docena de ONG, federaciones y grupos médicos organizados expusieron sus dudas, inquietudes y propuestas este martes a la Comisión Especial de Consultas para el Rescate de las Negociaciones que se iniciará en República Dominicana el 1° y 2 de diciembre próximos.

Dos aspectos fueron comunes en las intervenciones durante la reunión realizada en el Salón Miranda del Palacio Federal: primero, que las diversas organizaciones que trabajan en defensa del derecho a la salud sean incorporadas a las mesas de negociación para contribuir en el diseño de un canal humanitario efectivo; y segundo, que una vez acordada la apertura de dicho canal, el mismo no sea administrado por el gobierno de Maduro.

Las organizaciones presentes fueron: Médicos Unidos de Venezuela, Codevida, Fundación Bengoa, Observatorio Venezolano de la Salud, Cáritas de Venezuela, Prepara Familia, Instituto de Medicina Tropical de la UCV, Frente Amplio Social, Federación Farmaceútica, Sindicato del Ministerio de la Salud y Federación Médica Venezolana.

El presidente de la comisión, Stalin González (UNT-Caracas) resaltó que durante la reunión preparatoria de las negociaciones, realizada el pasado jueves, “la delegación oficial insistió en que en Venezuela no hay crisis de salud alguna”. De ahí la importancia, dijo, de recabar la mayor cantidad de información de las ONG y sociedades médicas especializadas para presentar cifras que constaten la situación a los ojos de la comunidad internacional que acompañará al diálogo.

Lee también
En hospitales de Caracas la escasez de analgésicos, antibióticos y anticonvulsionantes es más de 90%

Las propuestas

Los representantes del sector salud admitieron tener reservas con las negociaciones e incluso con la invitación del Parlamento, pero acordaron participar “para ser la voz de los pacientes”. Los diversos voceros coincidieron en la mayoría de las propuestas:

  1. Que las ONG formen parte de las negociaciones como asesores en el tema del canal humanitario.
  2. Que los negociadores incorporen, al punto del canal humanitario, la crisis de agua potable en los hospitales.
  3. Que la apertura del canal humanitario sea una condición para sentarse a dialogar.
  4. Que la sociedad civil vigile directamente los canales de distribución de la ayuda humanitaria para evitar que ocurra lo mismo que con la distribución de alimentos en manos del Estado.
  5. Que las ONG, sociedades médicas y particulares del sector salud preparen una data específica sobre la situación de salud para que los negociadores lleven a Dominicana.
  6. Que las ONG acuerden un cronograma de trabajo para el levantamiento de esa información.
  7. Establecer condiciones de vigilancia, auditoría y control de la ayuda humanitaria.
  8. Que la oposición diseñe una política comunicacional eficaz y transparente sobre las negociaciones y en particular sobre el canal humanitario.
  9. Que sean organismos como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, la Asociación Médica Mundial y la Cruz Roja los intermediarios internacionales para la ayuda.
  10. Que se tenga en cuenta que los trabajadores de la salud también padecen la crisis de salud y deben ser tomados en cuenta a la hora de abrir un canal de ayuda.
  11. Cuidar la escogencia de los interlocutores nacionales e internacionales.

Ayuda vigilada

Jaime Lorenzo (Médicos Unidos de Venezuela) señaló que solo si las ONG participan en la planificación de la ayuda humanitaria se garantizaría que la totalidad de los insumos enviados por la comunidad internacional cubran las necesidades reales de Venezuela. Citó el caso de una organización internacional que donó pañales para adultos talla XXL a un centro de salud donde los abuelitos estaban desnutridos.

La mayoría de los participantes dejó por sentado sus reservas con el nuevo proceso de negociación, basados en la experiencia fallida de 2016, sin embargo, se mostraron proclives a respaldar la iniciativa. Otros como Francisco Valencia (Codevida) y Gustavo Villasmil (UCV) fueron más tajantes. “Si el Gobierno no quiere hablar del tema humanitario, entonces no puede haber diálogo”, sentenció Valencia. Mientras Villasmil consideró que la apertura del canal humanitario debe ser requisito previo a cualquier reunión, “si no, no habrá diálogo sino contubernio”.

Julio Castro (Instituto Medicina Tropical UCV) le dio perspectiva a la discusión al enfatizar que el objetivo final de las negociaciones “no es conseguir unos medicamentos sino cambiar el modelo político”. Sin embargo, explicó que para obtener ayuda de cualquier ente internacional es necesario presentar un plan de aplicación de la ayuda, un listado de requerimientos y un cronograma con inicio y fin de la ayuda.

Freddy Ceballos (Federación Farmaceútica) pidió a la Federación Médica Venezolana documentar en detalle los pacientes que mueren por falta de medicamentos en el país, más allá de las enfermedades causantes, pues ello daría una dimensión real de la crisis de salud.

Además, Villasmil coincidió con Douglas León Natera (FMV) al poner en entredicho la confiabilidad de un proceso de negociación en el que participe el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero. “Es un irrespeto que Zapatero viaje en primera clase a Dominicana mientras en Venezuela mueren los pacientes”, dijo Villasmil. Mientras Natera acotó: “No sabemos qué se puede discutir en una reunión que esté dirigida por Zapatero ¡Por favor!”.

Lee también
Sindicatos y gremios proponen priorizar en negociaciones la apertura de canal humanitario

Niños sin derechos

Katherine Martínez (Prepara Familia) lamentó la dura realidad que enfrentan niños y madres venezolanas en los hospitales públicos ante la falta de insumos médicos.

Señaló que mientras el mundo celebró el pasado lunes los 28 años de la firma de la Convención de los Derechos del Niño de la ONU, instrumento del que Venezuela es parte, los niños venezolanos, pacientes de Neurocirugía, Nefrología y Oncología del hospital J. M. De Los Ríos de Caracas no tienen acceso a válvulas, inmunosupresores, tomógrafos e insumos para su tratamiento. Ni siquiera tienen garantizada la comida o el agua potable mientras están hospitalizados, afirmó.

Este 20 de noviembre, el gobierno de Nicolás Maduro no invirtió tiempo ni recursos públicos para informar cómo enfrentar la crisis hospitalaria ni festejó la Convención de los Derechos del Niño, sino que gastó varios miles de millones de bolívares en organizar, ejecutar y transmitir un desfile militar.

A la salida del encuentro, Stalin González informó que gestionaría una reunión urgente de las ONG con la delegación técnica de la oposición en los próximos días, para que se defina si estas pueden incorporarse como asesores en las negociaciones.

La consulta con el sector sindical y gremial fue el lunes y este miércoles 22 de noviembre la comisión parlamentaria será recibida por las Academias Nacionales.

Foto: Cortesía Stalin González (Vía Twitter)



Participa en la conversación