Los docentes de todo el país advierten que los bajos salarios y las malas condiciones de infraestructura de los planteles educativos hacen imposible el regreso a clases.

“Es imposible que los docentes de Aragua puedan incorporarse al nuevo período escolar. La pulverización del salario ha dejado en la miseria a los educadores, quienes apenas devengan entre Bs. 30.000 y Bs. 40.000, mientras un cartón de huevos supera los Bs. 100.000 y en pasajes se deben gastar más de Bs. 30.000 quincenal. Así no podrán ir al trabajo”.

La advertencia surgió de una reunión del comando intergremial en Aragua, que congrega a sindicatos como Sinprotec, Sitraenseñanza, Colegio de profesores, Colegio de licenciados, Fenatev y Suma Aragua, entre otros gremios docentes, en la que se evaluó el regreso a clases previsto para este 16 de septiembre y cuyo retorno, aseguran, se hará desde la calle.

Para la fecha de inicio del periodo escolar, los docentes aragüeños prevén una marcha desde la escuela República de México hasta la sede de la Gobernación de Aragua, para denunciar las condiciones de mengua en las que se encuentran los educadores de la región. El Gobierno les adeuda 349 % en compromisos contractuales desde octubre del 2018 y los 6 aumentos salariales prometidos nunca han sido honrados, de acuerdo con las aseveraciones del profesor Richard Rivas, presidente del Colegio de Profesores de Aragua.

Nuestra seguridad social —explica— incluye Bs. 200 en una póliza de salud y Bs. 150 para servicios funerarios. “Nuestros maestros no pueden asistir a las aulas de clases, hambrientos, enfermos, con la ropa raída y los zapatos rotos”.

A ello se le suma que, a la fecha, la mayoría de los planteles educativos presenta graves problemas de infraestructura y de servicios. Crónica Uno hizo un recorrido por varias escuelas y liceos de Maracay y en ninguno se había llevado a cabo el programa denominado Una Gota de Amor para mi Escuela en Resistencia, anunciado por el Ejecutivo, pese a que el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, dijo que se han creado brigadas con 10 personas cada una para las labores de mantenimiento, de las cuales Aragua contará con 10.

en riesgo
A la infraestructura de los planteles educativos no le han hecho mantenimiento. Foto: Gregoria Díaz.

Sin embargo, el comando intergremial aseguró que 90 % de las escuelas están enmontadas, sin pupitres, sin laboratorios, con baños convertidos en depósitos, y con la totalidad de ellas sin agua potable. Y además lo certifica el más reciente informe técnico sobre consulta educativa en Venezuela, realizado por Fundaredes, Fundación Andrés Bello, Proyecto 860 y Movimiento Vinotinto.

En Aragua, por ejemplo, de 220 encuestas realizadas en 150 escuelas, se concluyó que 89 % no cuenta con una infraestructura en buenas condiciones, que en 98 % de los planteles no se hace mantenimiento a la infraestructura de la institución educativa y que 99 % no posee servicios básicos (como agua potable, fluido eléctrico y servicios de sanitarios en buen estado) de forma permanente.

Lee también
Onapre recortó 70% ingresos de 27 mil trabajadores de la Gobernación de Anzoátegui

El informe también refiere que en 89 % de las escuelas no se lleva a cabo el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“A veces lentejas, a veces solo arroz y de vez en cuando unos jugos saborizados, en los pocos planteles en donde se ofrece el PAE”, confirmó el profesor Rivas.

Si a los bajos salarios y a las pésimas condiciones de infraestructura escolar se le suma la diáspora, los educadores de Aragua no dudan en afirmar que “el primer convocante de una paralización de actividades escolares es el propio Gobierno”.

El éxodo le ha restado al estado Aragua 9000 docentes, y los que han quedado optan por dedicarse a otras actividades que les generen mayores ingresos. A partir del 16 de septiembre, el comando intergremial iniciará un censo de docentes nacionales y estadales para actualizar las cifras, aunque teme que la migración de educadores seguirá en aumento, al igual que la deserción escolar, que en la región rondó 45 % durante el período pasado.

Amenazas y acoso contra educadores

El ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, estuvo en La Victoria, estado Aragua, para hacer entrega de credenciales a docentes del municipio Ribas. Junto con el gobernador Marco Torres, en una visita relámpago en la unidad educativa nacional Luis Augusto Machado Cisneros, hizo entrega de algunos kits de mantenimiento y trabajo como parte del programa Una Gota de Amor para mi Escuela en Resistencia.

Pero la profesora Marilyn Díaz, docente del municipio Ribas, aseguró que la entrega de dichos materiales, fue una mentira.

A un preescolar del municipio le asignaron unas pocetas, griferías y unos lavamanos, pero luego de las respectivas fotografías y concluida la visita ministerial, se los llevaron, asegura.

Aunque a los docentes de la unidad educativa nacional Luis Augusto Machado Cisneros nunca se les participó de esa visita, algunos llegaron a la institución, pese a que para el momento ya Istúriz y Marco Torres se habían marchado. Con todo, la profesora Díaz reclamó que no se les haya señalado a las autoridades las graves deficiencias y carencias que padecen los planteles del municipio.

A raíz de ello —afirmó— hemos sido denunciados en la policía del municipio por representar una supuesta amenaza contra la vida de los directivos de la institución.

La docente sostiene que no ha sido la única educadora víctima de amenazas y amedrentamiento en la zona. Asegura, por ejemplo, que el director de la escuela, Miguel Angel Álvarez, fue destituido de su cargo solo por plegarse a los reclamos y exigencias ante las autoridades educativas.

Lee también
Solo 12 de cada 100 estudiantes de primaria asistió a la escuela en la primera semana de clases

Istúriz, desde los galpones del Ministerio de Educación ubicados en Santa Cruz de Aragua, anunció la entrega de 14 millones de pares de zapatos (deportivos y para clases), 5 millones de uniformes (4 millones adquiridos en el exterior y el resto confeccionados en el país) así como 4 millones de morrales, para los cuales, dijo, se disponen 50 millones de rubros escolares, que serán distribuidos en una primera fase a partir del 17 de septiembre en educación inicial y primaria.

En Sucre el mismo panorama

A tan solo cuatro días de iniciarse el año escolar tal y como lo determina la ley, los representantes sindicales del magisterio del estado Sucre y de la coalición sindical regional que los agrupa advierten que ante la realidad que padece el gremio docente venezolano, los educadores de Sucre no acudirán al llamado que hace el Estado para el inicio lectivo 2019-2020.

Los representes del magisterio sucrense advierten que “no existen condiciones para que se dé inicio al año escolar”.

Subrayan que el incumplimiento de los beneficios contractuales, el estado crítico de centros educativos, así como el desabastecimiento de comedores escolares y los bajos salarios son algunas de las condiciones que impiden la incorporación de los docentes y maestros a las aulas de clases este próximo lunes 16 de septiembre.

Les preocupa que ante la irresponsabilidad del Estado de ejercer sus funciones, este ha llevado a la educación venezolana a una verdadera catástrofe con lo que se viola un derecho constitucional y humano como es la educación.

Para el profesor Jesús Malavé, presidente del Sindicato Unitario del Magisterio del estado Sucre (Suma), las condiciones laborales y socioeconómicas de los docentes y maestros se han agudizado desde agosto del año pasado, como consecuencia de la reconversión monetaria, la cual diluyó el poder adquisitivo del salario docente convirtiéndolo en sueldos de miseria y de hambre.

Esta es la razón de mayor peso por la que la dirigencia sindical insiste en que no existen condiciones reales para que comience el nuevo periodo escolar.

en riesgo año escolar
Bono de docentes fue muy inferior al percibido por quienes ostentan el carnet de la Patria. Foto: Mónica Salazar.

Al bajo poder adquisitivo de los salarios se suma el deterioro de más de 80 % de las estructuras de las plantas físicas de los centros educativos, las mismas hace mucho tiempo que no reciben ningún tipo de mantenimiento.

También alertan sobre los altos niveles de deserción escolar por falta de transporte y por falta de comida; así como el colapso de servicios públicos como agua y electricidad. Asimismo, la grave crisis económica imposibilita a padres y representantes de cubrir los costos de listas escolares y uniformes. Todos estos factores tienen peso en el retorno a clases de manera regular.

Hoy la situación económica de lo educadores es sumamente grave y delicada, más de 90 % de ellos vive en pobreza extrema, dado que su salario mensual escasamente llega a $3 mensuales, destacó Malavé.

Esta  situación —subraya— se evidencia en el cobro de la quincenas que no sobrepasan los 40.000 bolívares, lo cual a muchos solo le alcanzó para “comprar el desayuno”.

Algunos datos suministrados por la dirigencia gremial revelan que más de 61 % de los maestros dejó de usar con regularidad el servicio del transporte público —ya de por sí deficiente—; en tanto que 12 % de los educadores consultados se va caminando hasta su centro de trabajo expuesto a la inseguridad y más de 82 % ha sido víctima de robos y atracos.

En la consulta a sus agremiados, 73 % manifestó tener dificultad de conseguir dinero en efectivo; mientras que 41 % destacó su inconformidad en el ejercicio docente dado el amedrentamiento y acoso laboral por parte de directores y supervisores de los diferentes planteles educativos.

Ratifican el llamado a los padres y representantes para que en lugar de condenar y reprochar lo que indefectiblemente va a ser la conducta de los educadores de no concurrir a sus sitios de trabajo, asuman una conducta solidaria y de acompañamiento con los docentes.

Maltrato del Ejecutivo y próximas acciones

El Ejecutivo tiene un compromiso contractual con los educadores de cancelar un bono de inicio de año escolar y aprobó para los docentes una asignación por tal concepto de 2208 bolívares, en contraposición a los 250.000 que canceló a través del carnet de la Patria. Este hecho es percibido como un maltrato al educador venezolano.

Sustenta el gremio que la vocación, la disposición y voluntad de los educadores la supera el mismo hecho de la sobrevivencia de estos profesionales, quienes también son padres y madres de familias con el compromiso y el deber de garantizarles a sus hijos alimento, educación y vestimenta.

William Figueroa, presidente de la Federacion Venezolana de Maestros seccional Cumana, denunció como el Gobierno desconoce la contratación colectiva y el sector magisterial deja de percibir más de 90 % de sus asignaciones contractuales.

“No estamos recibiendo la atención de los servicios médicos básico y menos los servicios funerarios, lo cual causa alarma en el sector, situación que nos conduce a declararnos en emergencia”.

Por lo tanto, convocan a una gran asamblea el próximo lunes 16, a las 8:30 a. m., en la Casa del Maestro para considerar las acciones que en adelante emprenderán para protestar por el maltrato y atropello del que son objeto los docentes de Sucre y del país por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Lea también:

La deserción escolar en Monagas se calcula en 50% para el periodo 2019-2020

Lee también
En las regiones fue un éxito el paro de maestros y advierten que seguirán en la calle

Participa en la conversación