Pintan mural en Escuela de Salud Pública de la UCV para motivar a los estudiantes a no migrar

escuela de salud pública

Crónica.Uno y el Centro de Estudiantes de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Central de Venezuela pintaron un mural en la sede de la institución, ubicada en las instalaciones del complejo hospitalario José Ignacio Baldó de El Algodonal, para motivar a los alumnos a quedarse, a apostar por el futuro del país.

Caracas. «Lo fácil ya lo hicimos, lo difícil lo estamos haciendo, lo imposible lo lograremos. Juntos todo es posible en la casa que vence las sombras», este es el mensaje que crearon los estudiantes de la Escuela de Salud Pública de la UCV para motivar a los cursantes de las seis carreras que allí se imparten a no abandonar sus estudios, a quedarse en el país apostando por el futuro.

Crónica.Uno los apoyó e hizo realidad la propuesta de quienes hacen vida en esta casa estudios superiores.

La diáspora llegó a la Escuela de Salud Pública, ubicada en las instalaciones del complejo hospitalario José Ignacio Baldó, ubicado en El Algodonal, parroquia Antímano. Actualmente, cursan estudios 330 de los 560 estudiantes que estaban inscritos en las carreras Fisioterapia, Información en Salud, Inspección en Salud, Radioimagenología, Tecnología Cardiorespiratoria y Terapia Ocupacional.

Esta situación y los problemas que sufre la infraestructura de la Escuela de Salud Pública motivó a José Silva Rangel, presidente del Centro de Estudiantes, a contactar a Crónica.Uno para participar en el programa pintura de murales y organizar a la comunidad universitaria para plasmar un mensaje en la pared más transitada de la institución.

Queríamos rescatar el sentido de pertenencia de la Escuela y volver a retomar la participación estudiantil, dimos evidencia de que trabajando juntos y de la mano de Crónica.Uno pudimos lograr grandes cosas como recuperar espacios que, de alguna manera, se han perdido en nuestra Escuela, para que la gente se sienta en un lugar más ameno«.

Durante mes y medio, los estudiantes elaboraron 17 bocetos con muchas ideas, se pusieron de acuerdo en que se resaltaría la meta de graduarse por eso colocaron imágenes para evocar las Nubes Flotantes del escultor Alexander Calder,  que se encuentran ubicadas en el techo y en las paredes laterales del Aula Magna de la UCV, así como el graduando con el diploma en la mano.

Lee también
Enfermeras del Hospital Central de San Cristóbal denuncian malos tratos

Alessandra Baloa, estudiantes de Artes y muralista de Crónica.Uno, dijo que los estudiantes tenían una idea compleja para ejecutarla en un espacio reducido por lo que se trabajó en los aspectos que se relacionaban a las metas de los bachilleres y los problemas que aquejan a la institución.

Lo simplificamos sobre los colores de la bandera, sobre las nubes de Calder. Dialogamos, los ayudamos a crear la noción más acorde al espacio que iban a usar«.

El fondo de la pared lo representa nuestra bandera tricolor, en el lado izquierdo se colocaron palabras que indican valores que se han perdido en la sociedad; y en la parte baja, una hilera de personas tomadas de la mano que representa a los estudiantes.

Para Verónica González, estudiante de tercer año de Terapia Ocupacional, el mural significa mucho porque se logró por la voluntad de todos, «veo como se esmeraron para hacer los 17 bosquejos para hacer algo que nos identifica y que podemos decir que nuestra Escuela es más bonita».

Además de José Silva Rangel y Verónica González participaron en la pintura del mural los estudiantes Gabriela Funes, Romaí Tapias, Natasha Suárez, Nehir Rivero, Freddy Bravo, Galia López, María Teresa Martínez y Emily Ruz. Llevaron un equipo de sonido para amenizar la jornada con música.

Graves problemas

Los estudiantes dijeron que la institución enfrenta una grave crisis debido a fallas eléctricas, escasez de agua, presupuesto limitado. Quieren buscar soluciones a través del Centro de Estudiantes, para ello, se proponen contactar empresas privadas y fundaciones.

Otro de los problemas que tiene la institución es la dificultad para llegar en el transporte público, por ello, pintaron en la parte inferior, a la derecha, un autobús y un vagón del Metro de Caracas. Verónica González afirmó que una vez perdieron una clase importante porque había una larga cola en la parada en Carapita pero no llegaban las unidades.

El transporte es un problema de vieja data del hospital. Cuando el Metro funciona bien no hay camionetas, o los dos funcionan mal o que se vaya la luz en el Metro y nos quedemos varados o que no haya camionetas en Carapita«.

Fotos: Norma Rivas

Lee también
Enfermeras del Hospital Central de San Cristóbal denuncian malos tratos

Participa en la conversación