Psicólogo de la vinotinto asegura que no hay rollo entre “Chita” y jugadores

Alexis González niega que exista un mal ambiente en el vestuario criollo y apunta que el técnico solo ha servido de mediador en el conflicto entre la FVF y los futbolistas

Caracas. Malos resultados en la cancha, un pronunciamiento colectivo de los jugadores donde además de pedir cambios en la Federación, manifiestan su decepción por la falta de apoyo del cuerpo técnico y un entrenador que a su vez hace pública su desazón por no sentir el respaldo de sus dirigidos hacia su gestión.

El cuadro con el que cerró la Vinotinto el 2015 es el típico de los equipos que agudizan sus crisis deportivas con divisiones y conspiraciones internas del plantel, bien sea para obligar al técnico a modificar estrategias o inclusive para precipitar su salida.

No obstante presentar los síntomas de las oncenas con camerinos “enfermos”, la selección venezolana no sufre de fisuras en las relaciones entre los futbolistas y el director técnico. Al menos así lo asegura Alexis González, psícólogo del combinado criollo. “No hubo una ruptura entre los jugadores y el director técnico. Hubo una situación incómoda o un mal entendido producto de una falta de comunicación entre algunos jugadores y los directivos. Sanvicente lo que hizo fue ponerse en rol de mediador para tratar de conciliar las dos posiciones”, explica el profesional, para quien la cohesión es la principal característica de la camada vinotinto actual.

“El elemento fundamental que caracteriza al grupo es la cohesión porque, aún cuando los referentes juegan fuera ,cuando llegan a la selección se vive un ambiente de camaradería”, afirma González.

En medio de ese buen clima donde hay desavenencias normales sin llegar al quiebre en la comunicación, los tres capitanes Tomás Rincón, Oswaldo Vizcarrondo y Salomón Rondón se vinculan con el resto del grupo de manera distinta. “Tomás trata de hacerle ver a los futbolistas que la manera de desempeñarse en ámbitos internacionales es con una entrega total,  al igual que él lo hace en la cancha. Esa vehemencia y ese espíritu deportivo que utiliza en la cancha lo usa para dirigir y entregarles a los demás información”, apunta González. ”Oswaldo Vizcarrondo suele ser un poco más paternal. La guiatura está más matizada con mucho afecto. Intenta llegarles a los jugadores más a partir de su experiencia y Rondón es más vivencial. Trata de ilustrar a los compañeros con ejemplos”, agrega el egresado de la UCV.

Estrategias

El trabajo de González en los días previos a la crucial doble fecha ante Perú y Chile consta de un variado catálogo de dinámicas grupales e individuales a utilizar, de acuerdo a lo que el psicólogo perciba internamente. Según el especialista, el objetivo general en el seno vinotinto debe ser encontrar claridad en cuanto a lo que se busca en Lima y Barinas.

“Lo que tengo previsto es hacer un abordaje colectivo grupal. Primero para reconstruir el espíritu de equipo. Necesitamos que el grupo tenga sentidos y significados comunes en relación a la doble fecha y la importancia de ganar los dos partidos”. Además de encontrar metas compartidas, la idea es que los jugadores estén atentos a las indicaciones del DT y eviten la ansiedad, pues es ante la urgencia de puntos se suele olvidar la ejecución en cancha.

Foto: Cortesía Carlo Dragone


Participa en la conversación