La profesora Luisa Pernalete; Carlos Walter, médico y exministro de Salud; el analista financiero y director de Econométrica, Henkel García; Ramón Guillermo Aveledo, abogado, político, profesor e intelectual venezolano y el abogado penalista y criminalista, Luis Izquiel, abordaron la realidad venezolana desde distintas perspectivas en el foro “Propuestas para salvar el país”, organizado por Cronica.Uno.

Caracas. El foro “Propuestas para salvar el país” —organizado por Crónica.Uno— fue propicio para que desde distintas voces y experiencias se abordara la situación del país y los ponentes y el público asistente se pasearan por la Venezuela posible y las opciones para salir de la crisis.

Los panelistas coincidieron en que es necesario un cambio político —un cambio de Gobierno— para poder superar la crisis actual y que el país retome la senda de crecimiento y desarrollo que dejó hace muchos años atrás.

Luisa Pernalete, profesora y coordinadora de Educación para la Paz en Fe y Alegría; Carlos Walter, médico, exministro de Salud, profesor universitario; Henkel García, analista financiero, instructor y director de Econométrica; Ramón Guillermo Aveledo, abogado político, ex secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática; y Luis Izquiel, penalista y criminalista; fueron los panelistas en esta oportunidad. El foro estuvo moderado por Victor Amaya, editor de la revista Clímax y coordinador de la edición impresa del semanario Tal Cual.

En la parroquia universitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Luisa  Pernalete, docente de Fe y Alegría desde 1974, comenzó las intervenciones con su ponencia “La Educación necesaria para la Venezuela que viene” y habló sobre los problemas que se presentan en las escuelas y liceos del país de cara al comienzo del nuevo año escolar.

La experta en educación y problemas sociales puso el ojo sobre casos de desnutrición, de alumnos que viven en medio de la violencia e inseguridad —”hablo de niños de camisa blanca [educación básica] que han visto tres cadáveres”— y embarazos tempranos. Explicó que muchas de estas situaciones deben enfrentarse con alimentación porque “letra con hambre no entra, con seguridad para poder llegar vivos a la escuela maestros y niños, y no llegar con miedo los lunes”. 

La docente, quien desde 2009 impulsa en seis ciudades del país una propuesta formativa y organizativa para Madres Promotoras de Paz con el Centro de Formación de Fe y Alegría, afirmó que no hay seriedad en cuanto al manejo de cifras por parte del Gobierno. Se desconocen datos como el número de alumnos cursando estudios en todos los niveles, deserción escolar o construcción de centros educativos. Aseguró que se necesita una educación que genere un estudiante emprendedor y, por ejemplo, “frente al Arco Minero depredador se requiere una educación que valore, que proteja el ambiente”.

Sin temor a que la catalogaran de “comeflor”, Pernalete señaló que la educación tiene que ser responsable, en el sentido de enseñar a los jóvenes “a convivir consigo mismos, cultivar la interioridad, manejar emociones y desaprender la guerra”. Estima que hay que involucrar a los padres así como hacen en Fe y Alegría con el programa de promotores para la paz. Y en el tema de deberes y derechos que se produzcan acuerdos de convivencia para todos.  

La profesora Pernalete ha colaborado con el Observatorio Venezolano de Violencia, capítulo Guayana.

Frente a la cultura de la violencia de todo tipo: pedir perdón, alabar, pedir un favor, dedicarle tiempo a la educación motivacional, saber pedir un favor. Frente a la desconfianza: reconstruir el tejido social. Frente a tanta adversidad: promover la Resiliencia. Si el Plan B es quedarnos, tenemos que ayudar a los niños a que descubran las cosas buenas que sí tienen. Tenemos que reeducarnos, ejerciendo nuestro poder, dijo la docente.

Reflexiones desde el sector salud

Con su ponencia “¿Es posible salvar el país a partir de un enfoque sectorial?”, el médico cirujano, Carlos Walter, director del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV (Cendes), inició su exposición describiendo situaciones del sector que mejor conoce: Hay evidencias de que los problemas del sector salud son imposibles de resolver si no trascienden el enfoque intrasectorial, en tal sentido, presentó cifras de mortalidad materna durante los años 1990-2016.

En 1990 teníamos una tasa de mortalidad materna de 58.94, fíjense, se ha disparado en el 2016 a 135.08. Esta cifra es astronómica, eso está pasando porque el enfoque intrasectorial no da respuesta, estos son los peores años de la crisis que estamos viviendo. De 2017 no sabemos nada porque el Ministerio tiene secuestrada la información epidemiológica. Evidentemente esa cifra va a seguir aumentando.

El doctor Carlos Walter es miembro de las ONG Defendamos la Epidemiologia Nacional y Observatorio Venezolano de La Salud.

El exministro de Sanidad y Asistencia Social se refirió al regreso de enfermedades erradicadas en el pasado. Haití y Venezuela son los dos únicos países donde se ha incrementado la malaria, por ejemplo. En el 2016 se detectaron 240.637 casos autóctonos de malaria, cifra 76 % mayor que en 2015. Y la respuesta del Gobierno fue encomendar a los militares, a través del Plan Zamora, la eliminación de esta enfermedad, dejando de lado al Ministerio de Salud, “es parte de la aberración, se deja en manos de gente que no tiene capacitación para asumir el desarrollo”.

En el lado del sector salud se viene haciendo un proceso de reflexión, en el cual se ha entendido que “no es posible una solución sino se produce otro tipo de cambio en el país. Esta situación del sector salud igual la podemos encontrar en el sector educativo o en otros y solo es posible encontrarles una solución  con un cambio político, un cambio no solo de Gobierno, un cambio de régimen, y un cambio de modelo económico, porque buena parte de estos problemas tienen que ver con el modelo económico. Es la sustitución de un Estado que ha pasado por varias escalas, de ser un estado fallido, a ser un estado forajido por un estado de verdad en el cual exista democracia”.

Reglas claras en el ámbito económico

Durante su intervención en el foro, el director de Econométrica, Henkel García, coincidió con el resto de los ponentes en cuanto a que la salida a la crisis económica y social que vive el país pasa por un cambio político que implicaría que haya otro Gobierno.

García presentó el panorama económico en que el que destaca una fuerte caída del PIB per cápita de los últimos años, contracción de las exportaciones petroleras, baja de la demanda agregada interna, crecimiento desbordado de los precios, entre otros indicadores, todos negativos.

En su ponencia “Qué tenemos, qué hacer y qué esperar”, el director de Econométrica hizo una radiografía del país. Indicó que Venezuela tiene un arreglo institucional extractico donde el grupo en el poder creó una red clientelar a través del populismo, que en vista de la caída de los ingresos petroleros, devino en un modelo totalitario que ejerce control social a través de diversas vías, entre ellas, la policial.

El modelo de producción no es inclusivo y en realidad, más que un sistema de producción es de distribución y extracción. “El bienestar de la gente no es prioridad para el Gobierno”.

Estimó que salir de esta situación pasa por la toma de varias acciones de manera simultánea. “Debe desconcentrarse el poder político actual que debe abarcar desde desmontar el estado patrimonialista, pasando por una reforma profunda del sistema judicial, y garantizar el cumplimiento de los contratos comerciales, de negocios” y el mayor acuerdo social que existe entre los venezolanos, la Constitución.

Recordó el experto que hay que rescatar iniciativas como el fondo de estabilización e intergeneracional que está previsto en la Constitución de 1999.

Debe haber reglas fiscales y monetarias claras e independencia de instituciones como el Banco Central de Venezuela y hay que garantizar los derechos a la propiedad.

Comentó además las necesidades financieras que tendrá Venezuela una vez que inicie su proceso de recuperación y el papel que podrían jugar organismos como el Fondo Monetario Internacional.

El analista financiero cree que para que la transición sea exitosa se requerirá de un mínimo de armonía social y política. “Para ello debemos tener claros los objetivos mínimos comunes y que estos sean, además, respetados gracias a un gran pacto social. Este debe ser amplio y debe ir más allá  más allá de los partidos. Debe estar incluida la sociedad civil toda”.

Henkel García cree que se está avanzado en cosas para garantizar el pacto, pero todavía falta mucho.

Henkel García es director de la firma Econométrica y analista financiero con Máster en Administración, Mención Finanzas (UNIMET)

Cumplir la Constitución 

“Para resolver la crisis económica, social, educativa, de salud o de seguridad hay que resolver la crisis política. Esta es la que impide resolver la grave situación que vivimos. Esto se trata del desencuentro, de la polémica intensa, de la polarización, esos son los condimentos. El corazón de la crisis aparece cuando la política no cumple su función en la sociedad”, con estas palabras el abogado Ramón Guillermo Aveledo comenzó su intervención en el foro organizado por Crónica.Uno.

El exsecretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática afirmó que en Venezuela tenemos una crisis política muy severa, que desde hace tiempo no está resolviendo nuestros problemas y en búsqueda de respuestas a esa situación, nos asomamos como país a una solución que parecía radical y que en vez de resolver nos metió en problemas más grandes. Todos los problemas que teníamos en 1998 los seguimos teniendo, solo que peores y ahora sumamos problemas nuevos. Cuando el profesor Walter hablaba de la aparición de paludismo, recordaba yo que todos aprendimos en la escuela que esa enfermedad la erradicamos en la década del cuarenta… ¿Cómo es que reapareció ahora?.

Fue Secretario Ejecutivo de la MUD desde marzo de 2009 hasta el 30 de julio de 2014.

El autor de 26 libros de temas políticos, históricos y jurídicos está convencido de que, si existe la forma para resolver la crisis política venezolana, no es una “receta”.

Para Guillermo Aveledo, la Constitución de 1999 es uno de los pocos espacios de encuentro de los venezolanos, un espacio que puede unir a los partidarios del Gobierno y a los que no lo son. “Si se cumpliera, podríamos razonablemente convivir todos y buscar soluciones a nuestros problemas”.

Deben priorizar seguridad ciudadana 

Con la ponencia “Inseguridad ciudadana frente al cambio político”, el abogado penalista-criminólogo, Luis Izquiel, cerró la jornada.

Estimó que “con los mismos que nos metieron en este problema no vamos a salir. Este es un Gobierno que en 1999, cuando llegó al poder, se registraban 4500 homicidos, cifra oficial de la antigua PTJ. El año siguiente, esos homicidos ya estaban en 6000, en el año 2001 ya estaban en 8000, es decir, se duplicó a cifra en dos años”.

El profesor de Derecho Penal de la Universidad  Monteávila reiteró que es necesario un cambio político en el país, en tal sentido, afirmó que es un reto de la oposición y de los venezolanos luchar para que esto se concrete.

Se requiere un cambio de gobierno, uno que tenga éxito en educación, que evite la deserción escolar, eso va a redundar en la disminución de la inseguridad, un gobierno que trabaje en la reducción de las adicciones, por ejemplo”.

El criminólogo considera que en nuestro país los problemas económicos inciden en la inseguridad, “aquí hay delitos por hambre, ha proliferado el hurto de vehículos para secuestros. Necesitamos un gobierno que priorice la seguridad ciudadana en el tema presupuestario, en Venezuela la inversión está destinada a cosas que no están consustanciadas con los problemas de los venezolanos“.

Izquiel es asesor de las Comisiones Permanentes de Política Interior y de Cultos y Régimen Penitenciario de la Asamblea Nacional.

Afirmó que más se gasta en el área militar que en las policías y la seguridad ciudadana. “Necesitamos un cambio político para que también haya un cambio en las prioridades presupuestarias. Necesitamos un Gobierno que en vez de estar armando colectivos, que en vez de inventar una milicia bolivariana que no está en la Constitución y teniendo un discurso de violencia y de divisiones politicas aplique lo que es el clamor popular: el desarme”.

También dijo que se debe transformar el sistema policial, el sistema de justicia y cambiarse el perfil del policía. Venezuela no está condenada a vivir bajo este clima de violencia que nos ha afectado la calidad de vida a todos los venezolanos, quitémonos eso de la cabeza de que esto es ‘para siempre’.

Fotos: Francisco Bruzco



Participa en la conversación