Solicitan que el Gobierno los reciba cuanto antes para revisar y buscar soluciones a la crisis del sector. El 28 de septiembre tienen una asamblea nacional. Ese día decidirán cuándo aplicarán el ajuste tarifario. Entre los choferes se coló que será para el 1° de octubre.

Caracas. Los gremios del transporte están preparando los escenarios para ajustar la tarifa del pasaje urbano. La propuesta salió este jueves de una asamblea general en donde se planteó, en un primer término, subir 50 % y luego, la mayoría se inclinó por el 100 %, lo que llevaría el costo a Bs. 560.

Los choferes admitieron que atraviesan —como todos en el país— una profunda crisis generada, entre otras razones, por la devaluación de la moneda efectuada entre el año 2016 y principios del 2017, a una tasa de más del 3000 %.

En una asamblea realizada este21 de septiembre en la sede de la Federación Nacional del Transporte, dijeron que los repuestos e insumos en más de 85 % son adquiridos en divisas extranjeras, y el no poder importarlos repercute en el mantenimiento de las unidades.

Eso se nota en la significativa falta de vehículos. Eso se ha advertido innumerables veces a los poderes públicos de diferentes maneras; pero las tan prometidas y esperadas soluciones nunca llegan, destacó José Sánchez, encargado de la Federación Nacional del Transporte, quien recalcó la disminución acentuada de carros en las rutas, que en promedio llega a 70 %.

Citó que no solo se trata de las camionetas dentro de los municipios. Sino que esta situación también se ve en la modalidad interurbana. Expuso el caso de Expresos Occidentes, que de 157 unidades solo trabajan 50, lo que representa 68,15 % de vehículos paralizados; Expresos Los Llanos de 107 autobuses solo trabajan 26 unidades, para 75,70 % de carros en los talleres.

Lee también
Alertan que el país se puede quedar sin transporte público en menos de 90 días

Sumado a este patético cuadro, están los vehículos que la inseguridad nos arrebata, y ahora no hay cómo prestar el servicio en zonas como Valles del Tuy, Petare y el Eje Barloventeño. Por tanto, si no se toman las acciones necesarias, estimados usuarios y usuarias, vamos indeteniblemente a un colapso total.

En este sentido, exigen a corto plazo una reunión con el Gobierno para buscarle solución a este problema. De hecho, Carmen Ruiz, miembro del Comando Intergremial del Transporte, informó que van a plantearle al Ejecutivo la creación de un mecanismo que facilite el subsidio directo a los estudiantes (tarjeta estudiantil) dado que la eliminación del programa no se ha sustituido por uno coherente que cubra y resuelva la movilidad y transporte de la población escolar venezolana.

En la misma dirección, propusieron un bono de transporte para jubilados y pensionados, el cual permita que los venezolanos de la tercera edad cancelen 50 % de la tarifa, tal como se establece en diversas gacetas oficiales publicadas.

Esos puntos, así como un aumento de la gasolina, estiman llevarlos a la mesa cuanto antes. Si eso no ocurre en vísperas del día 28 de septiembre, dentro de siete días, los transportistas tomarán otras acciones.

En esa fecha llevarán a votación la iniciativa de aumentar 100 % el pasaje a partir del 1° de octubre, lo que representa otro golpe a los usuarios, según Luis Alberto Salazar del Comité de Usuarios, pues no solo se trata de pagar un monto en una camioneta, sino del gasto mensual que representa este servicio para el bolsillo de los trabajadores. “Después de la comida, las personas gastan más trasladándose de sus casas a sus trabajos y escuelas”.

En julio pasado, la inflación del grupo Transporte alcanzó 34,3 % y ha venido acelerándose en los últimos dos meses, según estimaciones privadas. Y de acuerdo con cálculos de la firma Econométrica, el crecimiento de los precios del sector estuvo 12 puntos porcentuales por encima de la inflación general, que fue 22,3 %,

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación