Los ciudadanos deben trasladarse a pueblos cercanos para poder comunicarse vía móvil. La falta de telefonía e internet los ha dejado sin puntos de venta ni bancos, ni cualquier diligencia que requiera establecer comunicaciones por medio de correo electrónico.

Caracas. Habitantes de la parroquia Paso Real de Macaira ubicada en el municipio José Tadeo Monagas, en el estado Guárico, denunciaron que se encuentran incomunicados sin servicios de internet, ni telefonía móviles ni fijas desde hace varias semanas. Aseguraron que autoridades locales alegan dos causas: fallas eléctricas que dañaron una placa de transmisión y el robo de cables de fibra óptica de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) lo que dejó sin servicio de comunicación a la población de la zona llanera.

Una residente —quien reservo su identidad— que ha vivido por más de 27 años en Paso Real, informó a Crónica.Uno que la situación perjudica a toda la población, lo que se agrega a las constantes fallas eléctricas que se han incrementado en las últimas semanas. La Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) no ofrece respuestas ni soluciones a los pobladores.

Tenemos desde el 2016 con graves problemas de luz, los cortes del servicio suceden sin aviso y ocurren hasta cinco veces a la semana. Más de una vez hemos hecho el reporte, pero ningún técnico de Corpoelec se acerca a la zona, agregó.

Las interrupciones de luz se prologan hasta 48 horas, y están acompañadas de alzas y bajas en el voltaje tras los apagones, lo que genera que los artefactos domésticos se deterioren al punto de perder su vida útil. En mi casa se dañaron los aires acondicionados y nadie se hace responsable de eso, expresó.

Asimismo, indicó que el fin de semana pasado se presentó nuevamente una interrupción de la energía eléctrica que duró dos días continuos, y al momento del restablecimiento del servicio la gente de la zona empezó a denunciar que tampoco tenían servicio de Cantv fija. Al dirigirse a las autoridades competentes les informaron que los cables de la telefónica habían sido robados.

Esta no es la única zona del país que ha reportado fallas en el servicio de telefonía, tanto fija como móvil, debido a robo de radiobases o cables.

Tras la última falla eléctrica en el sector, los habitantes denunciaron que se quedaron sin servicio de telefonía móvil, fija e internet.

Nos quedamos incomunicados y así sufrimos todas las consecuencias: no funcionan los puntos de venta, no funcionan los bancos, es decir, que nos quedamos detenidos en el tiempo y en el espacio. Incomunicados totalmente, comentó.

Ante la grave situación, los lugareños expresaron que se han visto en la necesidad de trasladarse a pueblos cercanos, como la comunidad de Altagracia de Orituco, para lograr poseer señal móvil y establecer comunicación con sus familiares. Explicaron que para llegar a otras zonas aledañas demoran entre 30 minutos y 1 hora.

Otro de los problemas que se agudizó en la localidad es la inseguridad, producto de las fallas de electricidad, en las calles principales de los urbanismos cercanos no tienen ningún tipo de iluminación, por lo que se han incrementado los robos en la zona. En la carretera principal han robado gandolas, vehículos, camionetas y las autoridades brillan por su ausencia, aseveró.

En Paso Real de Macaira tampoco les llega el agua a través de tuberías, sino mediante bombas, que al no haber luz no pueden funcionar, o en caso contrario acuden a servicios de camiones cisternas.

Fallas en el Clap

Los vecinos de Macaira denunciaron que así como existen deficiencias en los servicios básicos, también se han presentado inconvenientes en la distribución de las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) que demoran hasta cuatro meses y son vendidas a sobreprecio.

Un vecino de la zona —quien reservo su nombre— explicó que las personas encargadas de los consejos comunales retrasan la distribución de los alimentos del Clap. “A nosotros nos tienen en el olvido que hasta el Clap llega tres o cuatro meses después de haberla cancelado [la bolsa]”, sostuvo.

Aseguró que en ningún momento se les han dado razones ni justificaciones sobre los retrasos. Adicionalmente, informó que las bolsas que llegan al sector las venden a sobreprecio “En el pueblo de Altagracia las venden en 20.000 bolívares y aquí nos la están cobrando a 35.000 y 40.000 bolívares”.

La gente ha expuesto la denuncia al acalde José Bravo y nadie recibe respuesta sobre el caso. Hicieron un llamado a las autoridades competentes para que saquen del olvido a los habitantes del pueblo Paso Real de Macaira en el estado Guárico. “Les exigimos a las autoridades que se hagan responsables de esta situación y verdaderamente atiendan los problemas de la comunidad. Estamos totalmente abandonados del gobierno local” (sic), dijo.

Foto referencial: Cheché Díaz



Participa en la conversación