Félix Arroyo, técnico electoral, explicó que, como en teoría se trata de un software nuevo, se debe revisar cada uno de los aspectos y cada módulo que lo compone, algo que no ocurría en el caso del de Smartmatic, ya que solo se revisaban los cambios que aparecían reflejados en el Hash o código de autentificación.

Caracas. El pasado 12 de octubre el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio inicio al proceso de auditorías del software de votación que se usará para el próximo 6 de diciembre. Este proceso, que durará 12 días, hasta el 23 de este mes, debió haber empezado hace unos “cuatro o cinco meses”, de acuerdo con lo que explicó el técnico electoral Félix Arroyo.

Arroyo, con amplia experiencia en auditorías ante el CNE, y que de hecho participó a petición de Un Nuevo Tiempo en la correspondiente a las elecciones de alcaldes de diciembre de 2018, dijo que simplemente dos meses no son suficientes para llevar a cabo la revisión de un código nuevo.

El tiempo que han estipulado no basta. Un software nuevo abarca revisarlo todo. Esta auditoría debió haberse hecho hace unos cuatro o cinco meses. Incluso, desde esa fecha se les debió haber permitido a los auditores de los partidos que revisaran los módulos que quisieran”, explicó Arroyo.

El motivo para la afirmación del técnico electoral es simple: se revisa todo un software nuevo en lugar de lo que se hacía antes, que era revisar cambios puntuales que se le hacían a uno que ya se había usado y que ya se había revisado para procesos anteriores. Esto era lo que ocurría con Smartmatic cuando era proveedora del ente comicial.

Con un software viejo que se ha auditado por mucho tiempo lo que se hace es marcar con un Hash o código de autentificación los cambios que se hacen para cada proceso, entonces lo que hacías era revisar en dónde estaba el cambio nuevo y auditabas esa parte. El Hash te permite saber qué cambió de una elección para la otra”, detalló.

Además de señalar que el tiempo en que empezó la auditoría es tardío (a menos de dos meses para la elección), el técnico electoral comentó que otro aspecto es la duración del proceso, pues para él los 12 días estipulados no son suficientes.

Lee también
Normativa de paridad y alternabilidad de género es ignorada en mayoría de postulaciones al 6-D

“Para un software nuevo no creo que sea suficiente. Cuando hacíamos las auditorías de Smartmatic, que ya se había auditado varias veces antes, el proceso duraba cinco días, y cada día la revisión se extendía hasta la noche. Imagínate este que es nuevo”, comentó.

Otro punto que cuestionó sobre las auditorías tiene que ver con la dinámica que se ha observado en las transmisiones que el CNE ha realizado de estas en las que se observa a los técnicos de los partidos políticos, y que estos no pueden ver el código detalladamente, sino que solo observan una pantalla en la que el proceso es controlado por los expertos del CNE.

Eso no es así, que me lo muestren en una pantalla; de por sí ellos te limitan el acceso al código y no te lo dejan llevártelo a la casa. Puedes tener el código ahí, pero tienes que ir viendo cómo va la secuencia lógica para poder entender su funcionamiento”, dijo.

Esta será la primera vez desde la automatización del sistema electoral que el CNE organiza unas elecciones sin el software de Smartmatic, y hasta la fecha el origen del código que usarán se mantiene como una incógnita, en especial porque lo único que se sabe es lo que se dio a conocer el pasado 9 de octubre, cuando el rector Carlos Quintero dijo que este se había desarrollado de manera independiente.


Participa en la conversación