Elecciones en Estados Unidos también generan polarización por posiciones sobre Venezuela

elecciones en Estados Unidos

Se calcula que en Estados Unidos residen más de 400.000 venezolanos, la mitad de ellos en el sur del estado de Florida, uno de los más disputados en los comicios estadounidenses. Aproximadamente 50.000 de estos venezolanos pueden votar, y siete de cada diez se decantan por la reelección de Trump, de acuerdo con los sondeos.

Caracas. Este martes poco más de 250 millones de ciudadanos estadounidenses decidirán quién llevará las riendas de ese país durante los próximos cuatro años y, aunque las elecciones se realizan fuera de nuestras fronteras, los venezolanos están divididos entre quienes apoyan la reelección de Trump y la llegada de Biden, debido a la política que tendrá hacia el país quien ocupe la Presidencia de esa nación.

Donald Trump, de 74 años de edad y aspirante a la reelección por el Partido Republicano, apela a la política de “mano dura” que le ha caracterizado durante su mandato para atraer el voto de los venezolano-estadounidenses, así como a las acusaciones de “socialista” que lanza a su contrincante, Joe Biden.

Biden, candidato del Partido Demócrata con 78 años de edad, fue vicepresidente durante la gestión de Barack Obama y tilda a Nicolás Maduro de “dictador” y señala que su país “debería estar liderando los esfuerzos internacionales para enfrentar la masiva crisis humanitaria en Venezuela”.

¿A quién reconocen?

Ambos candidatos han expresado su oposición a la permanencia de Nicolás Maduro en el poder y apoyo a Juan Guaidó, a quien reconocieron como presidente encargado en 2019, aunque ha sido Trump quien más visibilidad le ha dado al parlamentario, al punto de invitarlo en enero a su discurso anual del “Estado de la Unión” en el Congreso estadounidense.

En ese momento, Guaidó recibió aplausos de manera unánime por parte de congresistas y senadores de ambos partidos, e incluso fue recibido por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Foto: Centro de Comunicación Nacional

Tanto republicanos como demócratas han llevado adelante acuerdos y proyectos de ley bipartidistas respecto a Venezuela en el Congreso, hechos inusuales actualmente, dada la polarización extrema que se vive en ese país, los cuales van desde el llamado a elecciones libres hasta la aprobación de recursos y donaciones para aliviar la crisis humanitaria.

Sin embargo, una eventual victoria de Biden en las elecciones de Estados Unidos podría significar un giro en el reconocimiento a Guaidó, quien –según asesores de Biden citados por el diario The New York Times– “no logró persuadir a las Fuerzas Armadas de que rompieran filas con Maduro”, por lo que “buscaría establecer negociaciones con Maduro una vez que haya fecha para votar”.

El fantasma del socialismo

Tanto republicanos como demócratas (con sus excepciones) rechazan al chavismo, aunque las políticas de descongelamiento de sanciones hacia Cuba iniciadas por Obama en 2014 hacen que parte de los cubanos y venezolanos rechace de lleno a Biden, a quien llegan a tildar de “socialista” por ello y por un sector de la izquierda que lo apoya en el Partido Demócrata.

El Centro de Investigaciones Pew calculaba que en 2018 había 492.000 venezolanos y la mitad residía en el sur de la Florida, de ahí su importancia en las elecciones de Estados Unidos, dado que son de segundo grado y el resultado depende de quién obtenga la mayoría de votos en cada estado, principalmente los más poblados.

Esto ha hecho que, especialmente en redes sociales, articulistas, opinadores y usuarios “pro Trump” critiquen a los venezolano-estadounidenses que muestran su simpatía por Biden en las elecciones de Estados Unidos, pues –presumen– implementará políticas económicas de corte socialista y ablandará por completo la presión hacia Nicolás Maduro.

elecciones en Estados Unidos
Foto: Facebook Joe Biden

Pero, en la práctica, Biden se identifica como “moderado” o de “centro” desde sus inicios en la política y su candidatura ha recibido apoyos de personalidades republicanas y conservadoras, comúnmente identificadas con la derecha política.

Una encuesta hecha por la Universidad del Norte de Florida reveló que siete de cada diez venezolanos con derecho a votar en Estados Unidos lo harían por Trump.

El corte “autoritario” de Trump

Los simpatizantes venezolanos de Biden acusan a Trump de liderar una política autoritaria inusual en Estados Unidos, al punto de compararlo con el expresidente Hugo Chávez en vallas y campañas electorales.

Sin embargo, y a diferencia de gobiernos cuestionables como el de Chávez en Venezuela, los hermanos Castro en Cuba, Putin en Rusia o Xi Jinping en China, el de Trump se ha caracterizado por seguir –a regañadientes– las normas de juego de las instituciones democráticas de Estados Unidos.

elecciones en Estados Unidos
Foto: Facebook Donald Trump

Aun así, los “pro Biden” critican que el candidato republicano hace trato diferenciado a los autoritarismos y socialismos del mundo por “beneficios políticos”, poniendo como ejemplo su buena relación con los líderes socialistas de México y Corea del Norte o el presidente de Turquía.

Las sanciones de la discordia

Durante la administración de Obama, con Biden como vicepresidente, Estados Unidos impuso las primeras sanciones individuales a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, política que fue endurecida por Trump recién llegó a la Casa Blanca, con el fin de presionar un cambio de liderazgo en Miraflores, pero que aún no ha logrado su cometido.

Quienes adversan a Biden lo acusan de querer “aliviar” la presión sobre Maduro, que desde 2019 incluyó sanciones económicas a Pdvsa, el Banco Central de Venezuela y los activos del Estado en territorio estadounidense, una vez que gane las elecciones en Estados Unidos.

Citgo, empresa petrolera filial de Pdvsa en Estados Unidos, está bajo administración del gobierno de Guaidó desde 2019. Foto: @Citgo Twitter

Y pese a que bajo la administración Trump más de 50 países reconocieron a Juan Guaidó como presidente encargado, del otro lado de la acera afirman que el mandatario fracasó en sus intentos por deponer a Maduro. Biden asegura que promoverá “aumentar las sanciones multilaterales” sobre el Gobierno venezolano, sus líderes y miembros.

En 2017 Venezuela se convirtió en el país de origen de la mayor cantidad de solicitantes de asilo en Estados Unidos y, ya para 2018, los venezolanos representaron uno de cada cuatro solicitantes, según reseña BBC Mundo. El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) es parte de la oferta electoral de Biden y prevé regularizar a migrantes venezolanos.


Participa en la conversación