Defensores de los derechos de quienes padecen este virus advirtieron que a partir de julio la falta de medicación será más aguda. 61.000 personas con esta patología están en riesgo.

Redacción Crónica.Uno

Caracas. La organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos de los pacientes con VIH-Sida encendieron sus alarmas: más de 30 tipos de antirretrovirales están por terminarse en el país y denunciaron que se desconoce si el Gobierno hizo alguna gestión o trámite para traer al país los medicamentos, lo que pondría en riesgo la vida de más de 61.000 personas con VIH en Venezuela.

Un importante grupo de organizaciones sociales con trabajo en VIH fijó posición -sin ánimos de generar zozobra-, para alertar sobre los riesgos para la salud de las personas cuya vida depende de antirretrovirales, pues viven con el virus en su cuerpo y solo estos fármacos les permite mantenerlo controlado y prolongar su tiempo de vida.

Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, afirmó que hay evidencias del déficit que se aproxima y que se sentirá con más fuerza para julio de este año, «porque el Ministerio de Salud no realizó las compras de 90% de estas medicinas estimadas por un monto de alrededor de los 32.000.000 de dólares al Fondo Estratégico de Medicamentos (FEM) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)».

En el país, a la fecha, dijeron que hay falla de antirretrovirales como Enfuvirtide (Fuzeon), Raltegravir (Isentress) y Rilpivirina. También hay denuncias de personas con VIH que reportan fallas con el suministro de Viraday, Reyataz y Complera.

“Lo más grave de todo es que si esta adquisición no se hizo con la anticipación requerida, más de 61 mil personas beneficiarias del programa de VIH en Venezuela no podrán disponer de su tratamiento, porque no habrá disponibilidad en el país y eso viola la legislación venezolana vigente”, recalcó Rodríguez.

Insistió en que una falta u omisión como esta debería ser penada, porque no es justo que la vida de tantas personas penda de un hilo solamente por negligencia del Estado, al tiempo que recalcó que sí hay recursos para comprar los medicamentos para este grupo de pacientes.

«Y es que aun dando castigo a los responsables no se repara el daño que sufrirían tantas familias venezolanas al perder a sus seres queridos. El propio Ministerio de Salud ha dado cifras de lo que se requiere para cumplir con la compra total de los medicamentos antirretrovirales, tratamientos para infecciones oportunistas y conexos, e insumos destinados para la prevención, atención y tratamientos del VIH, lo que significa que si el presupuesto no se ha desarrollado como corresponde ha sido por absoluta ineficacia de la gestión pública», expresó.

Rodríguez, dijo que en nombre de Stop VIH, estará sumado a todas las exigencias que las organizaciones en materia de salud hagan al Gobierno nacional, «porque contra la vida no puede ir ningún funcionario, ni ideología política ni Gobierno, desde la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela hasta los Derechos Universales declaran la vida como el más sagrado derecho, por lo que el Gobierno tiene que responder de inmediato y con la urgencia de la situación».

Acotó que mientras el Gobierno venezolano solicita los créditos adicionales necesarios o agiliza los trámites para la compra, importación y distribución de antirretrovirales y otros medicamentos, es inminente aceptar la realidad, y conseguir la ayuda humanitaria para recibir insumos provenientes de organismos internacionales, con los cuales se pueda contener una posible tragedia, concluyó Rodríguez.

Leer también: Min Salud cambió tratamiento para VIH por falta de antirretrovirales

Pacientes crónicos no quieren morirse esperando las medicinas


Participa en la conversación