El expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol se declaró culpable de siete delitos relacionados con la comercialización y transmisión de varios eventos.

Caracas. El expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, se declaró culpable por varios cargos relacionados con corrupción en Estados Unidos, según informó la Fiscalía de Nueva York.

El dirigente admitió su responsabilidad en el ilícito de asociación para delinquir, tres acusaciones de fraude electrónico y tres de lavado de dinero por recibir sobornos de empresas de marketing deportivo a cambio de contar con los derechos de transmisión y comercialización de varias ediciones de la Copa América y la Copa Libertadores de América.

«Como parte de su participación en estas conspiraciones criminales, Esquivel utilizó su influencia como dirigente del fútbol para recibir millones de dólares en sobornos de parte de otros coacusados que enviaron los pagos desde bancos en el extranjero a cuentas de Esquivel en bancos de Estados Unidos», explicó la Fiscalía.

Lee también
Venezuela llegó a 57 anillos de Serie Mundial

La admisión de los delitos por parte de Esquivel se justifica en base a un acuerdo con las autoridades estadounidenses, que incluye una multa por 16 millones de dólares. Con el monto, la sumatoria del dinero confiscado al exvicepresidente de Conmebol supera los 200 millones de dólares.

El exmandamás del fútbol venezolano desde 1988 hasta 2015 esperará la sentencia y por cada cargo enfrenta penas de hasta 20 años en la cárcel. Por ahora, el acusado de 70 años seguirá cumpliendo con su arresto domiciliario en Miami y continuará siendo monitoreado por los cuerpos de seguridad entre 7 de la noche y 10 de la mañana mediante el uso de un brazalete electrónico.

Foto referencial: Federación de Fútbol


Participa en la conversación