Fedecámaras avizora crecimiento económico pese a dificultades que afectan la producción nacional

Fedecámaras avizora crecimiento económico pese a dificultades que afectan la producción nacional

El gremio empresarial hizo mención a los problemas que enfrenta la industria de producción nacional, en comparación con los importaciones. Sus afiliados insisten en la necesidad de un cambio de modelo económico por uno que incentive el emprendimiento para aumentar el porcentaje de recuperación económica que registran desde 2021.

Ciudad Guayana. La producción nacional sigue afectada por el actual modelo económico venezolano, que tiende a la represión del empresariado. Aun así, Fedecámaras estima que en 2022 continúe un crecimiento de la industria, aunque quizás no con los números que aspira para una pronta recuperación.

Este viernes 11 de marzo, representantes de Fedecámaras, Conindustria y Camcaroní realizaron un conversatorio sobre las perspectivas económicas para 2022. La reunión se realizó en la sede de Camcaroní, en Puerto Ordaz

El primer vicepresidente de Fedecámaras, Adán Celis, destacó que están en un proceso de revisión, ya que el conflicto Rusia-Ucrania puede influir en la economía.

Venimos de un año en el que después de tanto tiempo de caída del Producto Interno Bruto, de pérdida de empresas, de empleo, de productos, de servicios en el país, ha habido una especie de estabilización. Pero es una recuperación más por el efecto de esta dolarización transaccional que tenemos», explicó.

 

Si bien hay ese crecimiento tímido de la economía, deben impulsar una recuperación mayor que requiere un proceso de  cambio de modelo.

«Seguimos apostando porque haya una transformación del modelo económico del país, a un uno que deje de ser represivo en función de estar todo el tiempo persiguiendo a todo aquel quiera hacer inversiones en el país, que quiera emprender, que tiene una compañía, y cambiarnos a un sistema de incentivo al emprendimiento, a la empresa, para que nos poblemos de empresas, empleo y valor agregado a la economía», reiteró Celis.

Problemas de la industria 

Sobre la tendencia de crecimiento de la industria petrolera, que fue sostenido en 2021, el presidente de Conindustria, Luigi Pizzella, señaló que aunque se recuperó parte de la producción nacional, todavía se está lejos de donde se debe estar.

Explicó que uno de los problemas de las industrias de producción nacional es que no hay poder adquisitivo para consumir los productos que se producen.

En segundo lugar, mencionó que existe una competencia desleal con los productos importados. 

Muchos de estos productos entran al país sin pagar aranceles, sin pagar IVA y otros tributos. En cambio, para nuestra materia prima sí tenemos que pagar impuestos. Adicionalmente, entran al país productos que no tienen permiso sanitario», expuso Pizzela.

El presidente de Conindustria también hizo mención a la sobrevaluación de la moneda. Esto ha hecho que los productos nacionales sigan aumentando de precio, mientras los importados no. 

Otra de las dificultades para el gremio empresarial es la voracidad fiscal por el aumento de los impuestos. 

«Necesitamos incentivar la producción nacional. Con ello el Estado va a recaudar más ingresos. Eso es lo que debió hacerse, en lugar de aumentar los impuestos porcentualmente», agregó Pizzella.

Altas facturaciones en servicios 

Luego del revés económico que significó el confinamiento por la pandemia de COVID-19, más el desabastecimiento de gasolina que persiste en Bolívar, no todas las empresas han podido recuperarse totalmente. 

Un elemento que también juega en contra son las altas facturaciones de Hidrobolívar y Corpoelec. Y, en cambio, no garantizan servicios eficientes.

Catherine Wilson, presidenta de la Cámara de Comercio e Industrias en Caroní, mencionó que el incremento en las facturas siempre ha sido hacia el sector comercial.

«El problema es que pueden facturar basado en la capacidad instalada, que sabemos que no existe porque no hay el suministro de agua. Seguiremos insistiendo en que cobren el valor real de lo que es el servicio. En Corpoelec ocurre igual, hacen la facturación con base en carga contratada cuando teníamos una Venezuela más productiva y en movimiento», detalló.

El presidente de Fedecámaras Bolívar, Austerio González, comentó que hace dos semanas sostuvieron una reunión con el gobernador Ángel Marcano y parte de su gabinete.

En el caso de Hidrobolívar, se hará una mesa de trabajo para cambiar los parámetros de facturación con respecto a los metros cuadrados. Esto en vista de que el sector productivo y comercial está en un proceso de recuperación», sostuvo.

Celis añadió que «los servicios tienen que pagarse al costo que deba pagarse. Eso sí, también debemos exigir que sean servicios de calidad. Si los servicios aumentan, debemos tener garantía del suministro de esos servicios».


Participa en la conversación