La situación de Venezuela contó con una sesión especial durante el foro. Los principales países de acogida solicitaron apoyo internacional continuo para atender el éxodo venezolano. Para 2020, el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes requiere 1350 millones de dólares.

Caracas. El Foro Mundial sobre los Refugiados de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados finalizó con más de 770 compromisos para atender en áreas de empleo, educación, políticas gubernamentales, reasentamiento e infraestructura a los migrantes. El número de refugiados alcanzó los 25 millones de personas.

Desde el 16 al 18 de diciembre, en Ginebra se reunieron gobiernos, organizaciones financieras internacionales, líderes empresariales, actores humanitarios y de desarrollo, personas refugiadas y representantes de la sociedad civil para acordar proyectos a largo plazo para la inclusión de los refugiados y migrantes.

La situación de Venezuela contó con una sesión especial durante el foro. Los principales países de acogida pidieron apoyo internacional continuo para atender el éxodo venezolano. La Acnur insistió en que esta población constituye una de las comunidades desplazadas más grandes del mundo producto de una crisis sin precedentes.

Solo en 2019, más de 1,4 millones de venezolanos son migrantes, y las solicitudes se duplicaron. Desde 2015 han huido 4,7 millones de venezolanos de la crisis humanitaria.

Colombia, Perú, Ecuador y Brasil copatrocinaron una sesión destacada en el foro para discutir los esfuerzos para garantizar la protección y asistencia de los refugiados y migrantes venezolanos dentro de su territorio y facilitar su inclusión social y económica.

Este evento presentó una serie de buenas prácticas de toda la región, que incluyen, por ejemplo, el llamado programa de “interiorización” de Brasil, a través del cual el gobierno y sus socios reubican a los venezolanos del remoto estado amazónico, que es su principal punto de entrada, a otras áreas del país.

Lee también
Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria pidió liberación de Roberto Marrero

Eduardo Stein, representante especial conjunto de Acnur y la Organización Internacional de Migraciones, abrió las discusiones con una visión general del plan de respuesta regional para el próximo año.

Esperamos que la sesión de hoy contribuya a los esfuerzos más amplios para movilizar el apoyo internacional en varios frentes (Estados, organizaciones internacionales, sociedad civil, academia y el sector privado), así como mejorar y maximizar el impacto de nuestros esfuerzos colectivos en beneficio de los refugiados y migrantes vulnerables de Venezuela que necesitan nuestro apoyo, dijo.

Emilio Izquierdo, representante permanente de Ecuador ante la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, dijo a los participantes: Solo a través de la cooperación internacional coordinada y con un enfoque regional en línea con los compromisos establecidos en los pactos mundiales para refugiados y migración, nuestros países pueden enfrentar este desafío humanitario.

El alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, hizo un llamado de atención para destacar que el apoyo al asilo ha disminuido en los últimos años. Y en muchos casos, las comunidades que acogen a personas refugiadas se han sentido abrumadas u olvidadas, dijo Grandi.

Para 2020, el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes requiere de 1350 millones de dólares para responder a las necesidades humanitarias de los refugiados y migrantes venezolanos, además de las comunidades de acogida.

Este plan es un instrumento de coordinación y recaudación de fondos preparado e implementado por 137 organizaciones, que trabajan en toda la región con el objetivo de beneficiar a casi 4 millones de personas, incluidos los refugiados y migrantes venezolanos y las comunidades de acogida, en 17 países.

Lee también
Venezolanos junto con sirios y afganos presentaron la mayor cantidad de solicitudes de asilo en la UE

Participa en la conversación