El presidente de la AN y encargado de la República se reunió con el jefe de Estado norteamericano en la tarde de este miércoles, esto luego de haber asistido a la rendición de cuentas anual de Trump ante el congreso estadounidense en donde fue aplaudido por legisladores de ese país.

Caracas. Este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y encargado de la República, Juan Guaidó, sostuvo una reunión con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, como parte de su gira internacional.

Guaidó y Trump se reunieron por aproximadamente 45 minutos durante los cuales discutieron sobre la actualidad de Venezuela. En el encuentro también estuvieron Carlos Vecchio, embajador designado por Guaidó para EE. UU, y el diputado Julio Borges, actual comisionado para las relaciones exteriores del presidente del parlamento venezolano.

Durante el encuentro, que fue precedido por una reunión entre Guaidó y el vicepresidente Mike Pence, ambos mandatarios discutieron sobre la crisis migratoria causada por el éxodo de venezolanos que han migrado a países de la región, y el efecto que esto ha tenido en los mismos.

De igual forma, analizaron los presuntos vínculos del gobierno de Nicolás Maduro con grupos irregulares como el ELN de Colombia y su presunta presencia en el territorio venezolano, así como lo que esto podría suponer para los países fronterizos de Venezuela.

Sin embargo, el foco de la reunión fue analizar la estrategia que se ha empleado para intentar generar un cambio de gobierno en Venezuela y la salida de Nicolás Maduro, algo que no ha ocurrido pese a que Guaidó asumió las competencias de la presidencia de la República el pasado 23 de enero de 2019.

Lee también
Maduro admitió que la dolarización de facto de la economía genera desigualdad social
Presencia destacada en el Estado de la Unión

La noche de este martes 4 de febrero en Estados Unidos se llevó a cabo el discurso del Estado de la Unión (State of the Union, en inglés), en el que el presidente de la nación norteamericana ofrece un balance ante la Cámara de Representantes del Congreso, actividad en la que Juan Guaidó estuvo presente por invitación de Donald Trump.

Guaidó, quien estuvo acompañado por Iván Simonovis, fue de hecho nombrado por el propio mandatario estadounidense en un instante en el que este señaló las luchas de los pueblos cubano, nicaraguense y venezolano por la libertad.

Trump calificó a Nicolás Maduro como un “dictador socialista” y aseguró que este mantenía una tiranía sobre el pueblo venezolano, pero sostuvo que esta sería “reventada y rota” antes de presentar a Guaidó ante la cámara de legisladores que lo aplaudieron de pie por más de medio minuto.

Por favor envíe este mensaje a su pueblo, que todos los estadounidenses están unidos con el pueblo de Venezuela en su justa lucha por la libertad. Gracias señor presidente. El socialismo destruye naciones, la libertad unifica las almas, dijo Trump a Guaidó.

Respuesta desde la Cancillería de Maduro

Al día siguiente del discurso del Estado de la Unión (5 de febrero), el Ministerio para las Relaciones Exteriores, al mando de Jorge Arreaza, emitió un comunicado en el que rechazaba las declaraciones de Trump calificándolas como “injerencistas” y “groseras intromisiones en asuntos internos”.

En el texto, difundido por los medios oficiales del gobierno de Maduro, la Cancillería señaló la intervención como un “agonizante esfuerzo por revivir la ya fracasada estrategia de cambio de gobierno por la fuerza”, y agregó que el discurso del mandatario estadounidense estuvo lleno “de mentiras, chovinismo y declaraciones supremacistas”.

Lee también
Simonovis y Trump discutieron sobre salidas a la crisis de Venezuela en la Casa Blanca

El gobernante estadounidense, en una delirante y arrogante alocución, en la que parecía resucitar el ya caduco destino manifiesto, reiteró su desprecio por la paz, por el derecho internacional, por la vida y en particular hacia la soberanía de Venezuela, contando con la vergonzosa complicidad de quienes se dedican a vender la Patria, a cambio de las humillantes migajas que les arroja su jefe, el señor Trump”, se lee en el texto.

El comunicado concluye señalando que “el pueblo venezolano no permitirá jamás que (…) los EE. UU. plague de miserias nuestra América en nombre de una falsa libertad”.


Participa en la conversación