Informe que documenta violaciones de DD. HH. en Venezuela fue presentando ante el Consejo de Derechos Humanos

violaciones

“Hemos actuado con total independencia e imparcialidad. Por ello, sostenemos todos los resultados de las investigaciones y las conclusiones formuladas en nuestro informe que hoy, respetuosamente, presentamos a sus excelencias, en vista de un diálogo constructivo”, dijo Marta Valiñas, presidenta de la Misión Internacional Independiente de Investigación sobre Venezuela.

Caracas. La Misión Internacional Independiente de Investigación presentó, en la 45° sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el informe de determinación de los hechos de Venezuela. En este informe, publicado el 16 de septiembre, se documentan e identifican violaciones que motivan a creer que existen patrones de violaciones y crímenes coordinados de conformidad con las políticas del Estado, “y parte de un curso de conducta tanto generalizado como sistemático, constituyendo así crímenes de lesa humanidad”. 

Marta Valiñas, presidenta de la Misión Internacional Independiente de Investigación sobre Venezuela, dijo este miércoles, ante el Consejo de Derechos Humanos, que investigaron ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014. 

Con base en la información que recolectamos y analizamos, hemos concluido que graves violaciones de los derechos humanos ocurrieron en Venezuela durante el período en el cual este Consejo nos encomendó investigar, las cuales fueron perpetradas directamente por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y de los servicios de inteligencia tanto civiles como militares, manifestó en un diálogo interactivo

Valiñas explicó que para esta investigación adoptaron una metodología rigurosa, que se ajusta a la adoptada por otras misiones de determinación de hechos y a las buenas prácticas establecidas por variadas entidades de las Naciones Unidas para investigar violaciones de derechos humanos. El análisis contiene la investigación de 223 casos. Se recopiló información con entrevistas a víctimas y testigos, expedientes judiciales y otros documentos, material audiovisual verificado e información proporcionada por integrantes de fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia del Estado, así como por miembros de órganos judiciales.

Hemos actuado con total independencia e imparcialidad. Por ello, sostenemos todos los resultados de las investigaciones y las conclusiones formuladas en nuestro informe que hoy, respetuosamente, presentamos a sus excelencias, en vista de un diálogo constructivo, destacó Valiñas. 

El 27 de septiembre de 2019 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas estableció una Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela mediante la resolución 42/25 por un período de un año, para evaluar presuntas violaciones de los derechos humanos cometidas desde 2014. Las conclusiones de esta investigación se presentarían al Consejo en su 45° período de sesiones. La misión está integrada por Marta Valiñas, presidenta; Francisco Cox Vial y Paul Seils.

“La única razón por la cual no hemos realizado actividades de investigación in situ en Venezuela fue porque el Gobierno de Venezuela no lo quiso y no nos permitió hacerlo”, dijo Valiñas. La misión envió seis comunicaciones al gobierno de Nicolás Maduro entre enero y septiembre de este año. “No he recibido respuesta”, enfatizó. En las comunicaciones solicitaron visitar el país, sostener reuniones con autoridades dentro o fuera de Venezuela, datos oficiales e información sobre los casos en investigación. 

“Ofrecimos también enviar al Gobierno nuestro informe para sus comentarios antes de publicarlo. No recibí respuesta alguna. Lamentamos profundamente que esta haya sido la ruta escogida por el Gobierno”, agregó Valiñas. Recomendó a las “autoridades venezolanas poner fin, de inmediato, a las graves violaciones de derechos humanos”, así como también que se investiguen y aseguren la rendición de cuentas de los responsables para garantizar la justicia para las víctimas.  

“Lo digo claramente: una de estas recomendaciones es que el Estado venezolano coopere con la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos. Así como con cualquier otro órgano establecido por este Consejo. No existe antagonismo, ni real ni supuesto, entre estas labores. Es imperativo investigar y juzgar a los responsables de las violaciones cometidas, monitorear y prevenir que estas se repitan, y, sobre todo, brindar justicia a las víctimas”, destacó Valiñas.

Representante de Venezuela rechazó el informe

Jorge Valero, embajador de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cuestionó que para el informe de la misión no se tomó en cuenta a “miembros de la oposición democrática” ni a organizaciones que hacen trabajo comunitario en el país. 

Valero afirmó: “En Venezuela se disfruta y respetan todos los derechos humanos y las libertades democráticas”. Según sus declaraciones, en los últimos tres años, en Venezuela se ha sancionado a funcionarios que han cometido violaciones de los derechos humanos. Indicó que el Ministerio Público ha imputado a 565 funcionarios, 447 están privados de libertad y 127 tienen sentencia firme por violaciones de los derechos humanos. 

“Mike Pompeo inició una gira el 17 de septiembre por países limítrofes de Venezuela, buscando concertar acciones para derrocar el gobierno de Nicolás Maduro. Incluso una invasión militar. ¿Qué relación tiene esta visita con la misión de verificación de hechos y la presentación del informe hoy? Es en realidad una visión del Grupo de Lima”, aseguró Valero.  

Valero dijo que el Consejo tiene dos caminos a seguir: mantener la presencia en Venezuela de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos o mantener misión del Grupo de Lima. 

“La oficina ha desembolsado cerca de tres millones de dólares para elaborar el informe desde Panamá por mercenarios. La CIA y otros órganos del Gobierno de Estados Unidos han canalizado millones de dólares para posicionarlo internacionalmente. Utilizan ONG que han convertido los derechos humanos en un rentable negocio”, señaló.

Valero solicitó a Michelle Bachelet, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, que informe al Consejo “cómo se ha gastado el dinero asignado a esa misión”. 

Foto referencial: Cortesía


Participa en la conversación