Marabinos no tienen agua ni para cepillarse los dientes, tampoco el bolsillo da para comprarla

agua ni para cepilarse los dientes

Una familia de 5 personas necesita 2 botellones de 25 litros semanal, lo que generaría un gasto de 80.000 bolívares mensuales. Mientras que para llenar un tanque subterráneo de un condominio en el oeste de Maracaibo se necesitarían 6 camiones cisternas, por lo que pagado en divisas serían 420 dólares que solo alcanzarían para surtir de agua un edificio de 27 apartamentos por 3 días.

Maracaibo. “Me da pena hablar, porque llevo dos días sin poder cepillarme los dientes porque no tengo agua ni para el café”, así comenzó su relato Carlos David Suarez, un hombre de 45 años de edad, cajero de un banco, residente del sector Las Veritas de Maracaibo.

“Tenemos dos meses sin ver agua por la tubería, esto es desesperante, los niños no han ido al colegio porque no hay para hacer la comida, lavar los uniformes y menos para bañarse. Mis hijos han pasado hasta dos días sin lavarse porque Hidrolago no manda agua desde que comenzaron otra vez los bajones. Hoy es mi segundo día sin poder bañarme, lo que hago es mojar un pañuelo y me lo paso por el cuerpo, así me voy a trabajar, los zulianos hemos caído en total humillación”.

En los últimos meses es común ver a los ciudadanos carreteando agua en pimpinas, baldes y botellas plásticas. Las fallas en el suministro por parte de la hidrológica ya alcanzan los tres meses en algunos sectores del oeste y norte de la ciudad. “Estamos desesperados”, dijo un grupo de personas que intentaban llenar sus envases en pleno centro de la ciudad de una tubería madre.

La falta de agua ha ocasionado gran cantidad de inasistencias en los colegios de la ciudad. Carlota Azuaje, subdirectora de un colegio del norte de Maracaibo afirmó: “Ya nosotros tenemos baja matrícula debido a todo el problema que hay en el país, este año la falta de agua ha sido la responsable de 40 % de las inasistencias, 50 % por falta de alimentos en el hogar y 10 % por migración, por lo que nuestra matricula actual no llega a los 150 niños”.

Los  niños faltan a la escuela por la escasez de agua. Foto: José Núñez

Por otra parte, asear la casa, lavar la ropa sucia y bañarse son actividades cuesta arriba para las amas de casa de Maracaibo. Luisa Urdaneta fue tajante: “Mis hijos y yo tenemos que hacer nuestras necesidades en papel periódico. Nos bañamos un día sí y otro no, para ahorrar la que traemos de la Circunvalación Uno. Yo camino dos kilómetros para llevar agua a la casa. De verdad, confieso que estoy cansada. Tengo dos meses en este plan”, dijo la residente del sector Buena Vista de Maracaibo.

Los niños y los ancianos son los más propensos en contraer enfermedades en la piel por la falta de aseo personal y la exposición prolongada a lugares contaminados. Así lo confirmó a Cronica.Uno Reinaldo Uzcátegui, epidemiólogo y dermatólogo.

“A mi consulta llegan a diario más de tres pacientes con escabiosis o manchas blancas en la piel (hongos). Cuando los interrogo para saber la razón de su afección, generalmente es por la falta de aseo, por no tener agua. Esto es sumamente peligroso, porque generalmente todo el círculo familiar termina contagiado. Ahora no solo es la piel, también hay dengue por la mala disposición del agua en contenedores y un virus que ataca el estómago con diarreas fuertes”.

Los cuatro puntos cardinales de Maracaibo, incluyendo el municipio San Francisco y Jesús Enrique Lossada, cuentan entre 2 meses y 15 días sin agua, en las zonas más altas de Maracaibo que se ubican en el norte. Algunos tienen hasta 3 meses sin recibir el servicio.

Comprar agua es impensable

Los camiones cisternas dejaron de vender agua por pipa desde hace más de un año en Maracaibo. Generalmente venden la cisterna completa entre 45 y 70 dólares, dijo Junior Acurero, dueño de un camión.

No hay gasolina, no hay cauchos, yo no pierdo mi tiempo dando vueltas en los barrios para vender agua por pipa. Además uno se expone a que las mismas comunidades sedientas lo atraquen y le quiten el agua. Voy a las villas y ahí vendo mi camión de agua, tranquilito, en 70 dólares, chan con chan, sino no hay vida.

Sin embargo, las alternativas tienen dos caras. “Aquí estamos las víctimas y los victimarios. Porque uno que pasa roncha buscando agua, hace lo que sea, caminar, pasar sol, hacer fuerza, mientras que siempre hay alguien que saca provecho. Aquí voy a comprar agua en una frutería que está aquí mismo en Cuatricentenario donde cobran 1.500 bolos en efectivo por llenarte de la tubería un botellón de 25 litros o 2.500 por transferencia y ni siquiera es filtrada”, dijo Renzo Urdaneta habitante del sector La Doble Vía.

Los botellones de agua filtrada de 25 litros se cotizan en la ciudad entre 5.000 y 10.000 bolívares. Dependiendo de la forma de pago, pueden costar hasta 2 dólares.

Para una familia de 5 personas se necesitan semanalmente 2 botellones de 25 litros, lo que generaría un gasto de 80.000 bolívares mensuales. Mientras que para llenar un tanque subterráneo de un condominio en el oeste de Maracaibo se necesitarían 6 camiones cisternas, por lo que pagado en divisas serían 420 dólares que solo alcanzarían para surtir de agua un edificio de 27 apartamentos por 3 días.

En el caso de las pipas de agua, en las zonas más lejanas de la ciudad se cotizan en 5.000 bolívares en efectivo. Una familia de 5 personas consume aproximadamente 8 pipas cada semana solo para aseo personal, baños, cocina y lavar la ropa. Genera un impacto en el bolsillo familiar de 40.000 semanales.

La crisis hídrica en Maracaibo alcanzó los primeros días de julio 70 % de la ciudad.
[irp posts=»143095″ name=»Caraqueños padecen cada vez más la escasez de agua potable mientras el Gobierno firma alianzas internacionales»]


Participa en la conversación