En Venezuela se registran 388 casos de COVID-19, 164 recuperados y 10 fallecidos hasta este viernes 8 de mayo. En las semanas siguientes al 13 de marzo, día que se anunciaron los dos primeros positivos en el país, muchos de los casos sospechosos por síntomas parecidos al virus eran trabajadores de la salud. 

Caracas. Profesionales de la salud en la región, en los que destacan tres venezolanas egresadas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), hicieron un documento de consenso sobre nutrición y COVID-19 para Latinoamérica, dirigido especialmente a aquellas personas que están en la primera línea de atención médica y trabajadores esenciales que prestan servicios a la comunidad como bomberos, policías o personal de limpieza.

Estos profesionales y voluntarios, indispensables para combatir la pandemia, si bien usan el equipo de protección personal que ya se conoce (tapabocas, guantes, máscaras faciales), cumplen largas horas de trabajo, en ocasiones sin aire acondicionado y con poca ventilación, lo que produce una pérdida excesiva de líquidos por sudoración, menor ingesta de agua, descanso insuficiente y exposición a altos niveles de estrés, depresión y poca calidad en la alimentación por la falta de tiempo. 

Cerca de 19 expertos que se reunieron por teleconferencia para abordar el tema determinaron que todos los factores mencionados anteriormente influyen en el sistema inmune de la persona y podría conllevar a mayor riesgo de contraer COVID-19. 

La revisión científica de otras infecciones virales respiratorias como SARS-CoV, MERS-CoV y la influenza estacional por virus ayudaron a determinar una serie de conceptos:

¿Cómo la nutrición influye en el sistema inmune? 

Un bajo consumo de múltiples micronutrientes, como vitaminas A, B3, B12, C, D, selenio y zinc puede aumentar la susceptibilidad de las personas a contraer infecciones. Los expertos señalan en el documento que, dada la pandemia, el consumo de alguno de estos nutrientes puede ser más alto que las recomendaciones establecidas.

¿Qué se nutrientes se recomienda su suplementación durante la pandemia?

La suplementación es el aporte de sustancias nutricionales complementarias a la dieta. De ahí proviene la noción de los «suplementos alimenticios« que ayudan a mantener una buena salud para evitar enfermedades. 

Vitamina C: Previene el resfriado común y las infecciones. Se recomienda consumir alimentos ricos en esta vitamina como frutas cítricas y vegetales.

Vitamina D: Ayuda a prevenir infecciones respiratorias en personas de diferentes edades. Está en alimentos como pescados grasos y leche. 

Zinc: Consumir alimentos ricos en zinc como carnes rojas, pescado y cereales integrales. 

Vitamina B3: Estudios en animales muestran que la suplementación con niacina (o B3) disminuye la inflamación y el daño al tejido pulmonar.  Sin embargo, no hay estudios en humanos por lo que no recomiendan su suplementación, pero sí consumir alimentos como pollo, pescados y nueces. 

Hidratación: La deshidratación es común entre los médicos y enfermeras de guardia. Además, el uso de trajes protectores lleva a una alta pérdida de líquido por sudor. Los expertos recomiendan que el personal se mantenga hidratado antes y después del turno. Si la persona usa el traje en lugares con poca ventilación, podrá requerir seis o más litros de agua al día. 

Omega 3: En el documento recomiendan consumir alimentos como pescados, linaza, chía, y, aquellas personas que por indicación médica ya lo consumían, deben consultar a su médico si deben continuarlo. 

Polifenoles: La suplementación con polifenoles parece proteger de una infección respiratoria superior, pero la evidencia es limitada. Por lo tanto, no se recomienda su suplementación, sino más bien consumir alimentos ricos en flavonoides como el té verde, moras, uvas, cacao, cebolla y alcaparras.

En Venezuela se registran 388 casos de COVID-19, 164 recuperados y 10 fallecidos hasta este viernes 8 de mayo. En las semanas siguientes al 13 de marzo, fecha en que se anunciaron los dos primeros positivos en el país, muchos de los casos sospechosos por síntomas parecidos al virus eran trabajadores de la salud. 

La COVID-19 también ha cobrado la vida de al menos cinco venezolanos profesionales de la salud en el mundo. Además, la administración de Nicolás Maduro ha detallado que dentro de las cifras de infectados en el país hay médicos cubanos que han tenido contacto directo con pacientes contagiados.

Sin embargo, tener una dieta balanceada en Venezuela es todo un reto. El salario de los trabajadores públicos, que incluye bomberos y personal de salud, está apenas por encima de los 800.000 bolívares con cestaticket ($2 mensuales). Según el reporte de marzo 2020 realizado por el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), una familia necesitaba 77 salarios mínimos para cubrir sus gastos de alimentación.

Lee también
Táchira y Falcón encabezan reporte de 483 casos de COVID-19 este martes

Participa en la conversación