Al fallecimiento de la enfermera Carmen Elena de Oyer, el 21 de julio, se suma la muerte del doctor Luis Daniel Azuaje este 23 de julio. No contar con la debida dotación de equipos de bioseguridad pone al personal de salud en situación de alto riesgo.

Cumaná. Este jueves 23 de julio falleció en la ciudad de Cumaná Luis Daniel Azuaje, médico de epidemiología regional del estado Sucre (FundaSalud). Aunque no está todavía en las cifras oficiales, su muerte se suma a la estadística de médicos que han fallecido por el coronavirus, que reporta la ONG Médicos Unidos de Venezuela, debido a la falta de medidas de bioseguridad para quienes están en la primera línea de atención de los pacientes positivos por COVID-19.

Azuaje laboraba en el Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa) y es el primer médico en Sucre que muere por el virus, según informó Pablo Terán, médico y director regional de Salud, a través de sus redes sociales. 

Este fallecimiento se suma al de la enfermera Carmen Elena de Oyer, ocurrido el 21 de julio, quien también prestaba servicio en el Huapa y en el ambulatorio Salvaldor Allende de Cumaná.

La muerte del doctor Azuaje enciende las alarmas del gremio médico. El área de Epidemiología es un área de suma restricción sanitaria y a pesar de ello se contagia nuestro colega, señaló Rafael Peroza, presidente del Colegio de Médicos del estado Sucre.

“No contar con la debida dotación de equipo de protección personal los coloca en situación de alto riesgo. Desde el inicio de la cuarentena, han sido reiteradas nuestras denuncias por las precarias condiciones en que los médicos de Sucre prestan sus servicios en los centros de salud dispuestos para la atención de la pandemia. A la fecha, y pese a las advertencias, siguen sin recibir dotación de equipos de bioseguridad”, agregó Peroza.

Esta precariedad en la dotación de equipos de bioseguridad y material de limpieza forzó a médicos residentes y demás trabajadores del sector a solicitar lo necesario a través de campañas de donación vía redes sociales.

Peroza dijo además desde la Federación Médica Venezolana, en consulta previa con las regiones, se planificarán acciones en todo el país para los próximos días. Aunque se descarta un paro nacional ante la emergencia sanitaria, se exigirá con contundencia la dotación de equipos de bioseguridad.

El presidente de Colegio de Médicos desconoce por qué no se incluyeron los hospitales de Sucre en la dotación que donó la Organización Panamericana de la Salud, especialmente cuando la entidad figura como el quinto estado en la estadística nacional con 708 casos positivos.

Discrepancia de cifras

Vitelio Patiño, cirujano oncólogo, asegura que “hay un subregistro de los pacientes con COVID-19, ya que solo entre el pasado viernes 17 de julio desde las 7:00 p. m. hasta el domingo 19 a las 7:00 p. m., en tan solo 48 horas, se contabilizó la muerte de 20 personas en la UCI de COVID y triaje respiratorio del hospital central de Cumaná.

Mientras, la data oficial que presenta el gobierno regional registra el deceso de siete personas por coronavirus. 

En el Huapa pacientes que entran con una patología previa terminan con un acta de defunción en la que refieren trastornos o infecciones respiratorias por COVID-19. Así se registró la muerte del padre de un colega médico, el fallecimiento de una enfermera en la misma unidad de terapia y de una joven luego de practicársele una cesárea, denunció.

El médico advirtió que hay enfermeras, médicos, camilleros, auxiliares de laboratorio, entre otros, que han dado positivo y no están en las estadísticas oficiales y están hospitalizados o cumpliendo la cuarentena en sus casas.

Lee también
IPYS registró 636 violaciones a la libertad de información incluyendo dos asesinatos

Participa en la conversación