Los habitantes de la parroquia Sucre muestran temor y hastío cuando se les pregunta sobre política. Piden a las autoridades que paren a los malandros

Carlos Crespo/ @CarlosCrespoR

Caracas. El miedo domina a buena parte de los vecinos de Catia cuando se les pregunta si conocen quiénes son los diputados que actualmente los representan en la Asamblea Nacional (AN). “Aquí es mejor no revelar cuál es tu opinión política”, dijo un hombre de unos 60 años, quien echa cuentos con un amigo en la plaza Sucre.

El otro sentimiento que prevalece entre los catienses es del cansancio. Como otros venezolanos de los sectores populares sienten que hablar de política es perder el tiempo, simplemente “irán los mismos de siempre” y no cambiará nada. “Yo de eso (de los diputados) no hablo, esa gente es más ácida que un limón, todo para ellos y nada para uno”, contó un hombre de 30 años que tampoco quiso dar su nombre.

Pero el miedo no es solo a una retaliación por decir algo malo en contra del Gobierno. También está latente el peligro de la delincuencia, “ten cuidado con esa cámara”, decían a los reporteros de manera reiterada. “Si tú estás con esa cámara aquí a las 10:00 pm no duras ni 10 minutos. Yo le pediría a esos nuevos diputados que se ocupen de la inseguridad”, señaló Ramón Perico.

Leyes que no sirven

Son muchos los que dudan que el voto en las elecciones parlamentarias sirva para mejorar la situación del país o de la parroquia. “Yo creo que la labor de los actuales diputados no ha sido buena. Se aprueban muchas leyes pero eso no lo beneficia a uno”, soltó Samuel Peralta.

Lee también
Alianza Democrática se reunirá con el CNE para pedir encuentro con Plan República

En el caso de las mujeres la preocupación es la alimentación: la escasez y las colas que se viven día a día. En un establecimiento cercano a la plaza Sucre se formó una cola en cuestión de segundos, pues llegó jabón en polvo. “El peor problema aquí es la escasez, las colas son horribles, yo pasé dos horas y media de cola para poder comprar pollo regulado”.

“Aquí estamos quebrados”

Hay un cuarto grupo de personas que sí dice sus quejas al aire libre y declaró su intención de pasarle factura al Gobierno con su voto. “Aquí estamos quebrados, aquí no hay vida, no se consigue nada y tienes que hacer una cola de horas para conseguir Harina Pan”, señaló Arnoldo Ramírez quien agregó que no quiere nada con el chavismo “Son unos sinvergüenza”.

En un tono parecido habló Jesús Ramírez quien consideró que los próximos diputados deben ser jóvenes que “le digan lo que tiene que hacer” al Presidente. “Es triste y lamentable que este país sea gobernado por una cuerda de ignorantes”.

Los recorridos casa por casa que están haciendo los precandidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) han llegado hasta los oídos de algunos. Los nombres de Freddy Bernal y Ernesto Villegas son los únicos mencionados cuando se pregunta por los candidatos a la Asamblea Nacional.

“Yo creo que ellos deben continuar esos recorridos casa por casa después de que sean electos para que sientan con el pueblo y sepan cuál es la problemática real de la comunidad”, dijo el transportista Jhony Verdú.

Foto y video: Cristian Hernández

Lee también
Exmagistrados proponen “ley de mutación de la AN” para legitimar su permanencia después del 4-E

Participa en la conversación