BCV ordena a la banca colocar en mesas de cambio las divisas derivadas de la venta de gasolina

Gasolina

La medida entró en vigencia a partir del 16 de junio. A principio de mes, el gobierno de Nicolás Maduro puso en marcha un nuevo esquema de venta de la gasolina que llevó el litro a $0,50. Desde entonces, el plan, que comenzó con combustible subsidiado de Irán, alivió las colas en Caracas, pero no en el interior del país.

Caracas. Luego de décadas de gasolina subsidiada en su totalidad y prácticamente gratis debido a las políticas del gobierno de Nicolás Maduro, el 1° de junio las autoridades entraron al mercado con un nuevo esquema de comercialización que llevó el litro de combustible a los $0,50 y dejó un espacio para el subsidio a quienes se registren en el sistema estatal Patria.

La decisión de elevar el combustible llega en un momento en que las finanzas del Estado están severamente disminuidas por la caída de la producción petrolera, que en mayo apenas llegó a los 573.000 barriles diarios, refinerías paralizadas y una mayor dependencia de las importaciones. La gasolina con la que se inició el plan es importada desde Irán y, pese a que alivió la escasez en Caracas, en el interior las colas siguen y los habitantes deben recurrir al mercado negro.

Este jueves 18 de junio el Banco Central de Venezuela (BCV) publicó un comunicado en el que insta a las instituciones del sector bancario a colocar las divisas extranjeras en efectivo derivadas de la venta de gasolina en las mesas de cambio.

Las estaciones de servicio deben llevar el dinero (divisas extranjeras) que resulte de las ventas a la banca y cambiarlo a bolívares para poder pagarle lo correspondiente a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), debido a que las instituciones del Estado no pueden mover monedas extranjeras localmente. Con esta resolución, las entidades bancarias tienen la autorización para negociar en las mesas de cambio ese dinero en efectivo.

Cifras estimadas por el diputado a la Asamblea Nacional José Guerra revelan que en la primera semana del nuevo esquema de venta las estaciones de servicio facturaron un promedio de 1 millón de dólares diarios. De ese monto unos 700.000 dólares habrían sido pagados en efectivo, asegura el economista.

“El directorio acordó el 11 de junio que estos intermediarios deberán proceder a la venta de sus posiciones en moneda extranjera en efectivo, derivadas de las operaciones cambiarias al menudeo, producto de la comercialización del combustible líquido a través de las respectivas mesas de cambio”, se lee en el documento del BCV. La medida entró en vigencia a partir del 16 de junio.

Las cinco refinerías que posee Venezuela están paradas y las que han intentado reactivar presentan fallas. En el caso de El Palito, una fuente ligada al sector reveló que lograron que arrancara, pero no estabilizarla. Hasta ahora las autoridades no han explicado cómo harán para abastecer la demanda interna. Uno de los posibles aliados para esa labor sigue siendo Irán, puesto que Rusia y China se han mostrado alejados por temor a sanciones de Estados Unidos.

Con información de Banca y Negocios


Participa en la conversación