Directivos de la ONG zuliana Azul Positivo serán presentados ante un tribunal militar este jueves

Cinco directivos de la ONG Azul Positivo, con más de 15 años de trayectoria prestando apoyo a las comunidades del Zulia, siguen detenidos en la sede del Dgcim de Maracaibo, luego de un allanamiento en su sede este martes. Codhez informó que desconocen  los delitos que les imputarán.

Maracaibo. Este martes 12 de enero, efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y del Servicio de Investigación Penal del Estado Zulia (Sipez) allanaron la sede de la ONG Azul Positivo en Maracaibo. Según denunció la Comisión de Derechos Humanos del Zulia (Codhez), la incursión fue para realizar un presunto procedimiento administrativo relacionado con su programa humanitario, la misma se extendió por más de seis horas. Cuatro personas fueron detenidas, entre ellos Juan León, director general de la organización.

Juan Berríos, coordinador de la comisión del Codhez dijo vía telefónica a Crónica.uno que hasta la tarde este miércoles se desconoce que está pasando con los detenidos, debido a que los abogados del caso no han tenido acceso a documentos y mucho menos han podido entrevistarse con los detenidos, todos directivos de la ONG. 

“No se sabe con exactitud cuáles son los delitos que se le imputan, no ha habido acceso a actas o alguna documentación que indique cual es la razón legal de esta detención, que en cualquier caso es una detención arbitraria”, dijo Berríos. 

Azul Positivo, es una organización dedicada a prestar apoyo a la población seropositiva en el estado Zulia. Sin embargo, en el marco de la emergencia humanitaria extendieron su acción a otros grupos vulnerables.

Según explicó el coordinador del Codhez, dentro de ese trabajo de ayuda humanitaria, Azul Positivo comenzó a brindar asistencia a varias comunidades a través de tarjetas de alimentación a familias vulnerables para la compra de alimentos en el Zulia. 

“Azul positivo promovió unas tarjetas de alimentación, para ayudar algunas familias de varias zonas del Zulia. Las tarjetas se recargan con dinero. Evidentemente, ellos lograron acuerdos con algunos pequeños comercios para que aceptaran la tarjeta, entonces uno de esos comerciantes fue detenido el lunes y a partir de ahí se les hizo un seguimiento, y esa fue la razón de este allanamiento a la oficina de azul positivo”, informó Berríos.

Se conoció que inicialmente cuatro personas fueron detenidas el martes, mientras que en horas de la noche un voluntario comunitario de la ONG también fue apresado.  

El Codhez informó sobre la liberación de un chofer de Azul Positivo la mañana de este miércoles. Se trata de Alejandro Andrés Gómez Di Maggio, chofer de la organización con 16 años de labor ininterrumpida en la prevención del VIH y las enfermedades de transmisión sexual. 

Johan León Reyes, director general de la ONG, Yordy Bermúdez Gutiérrez, director ejecutivo; Layners Gutiérrez Díaz, director de finanzas; Alejandro Gómez Di Maggio, asistente administrativo; y Luis Ferrebuz, promotor social, permanecen retenidos desde la tarde del martes en la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) del Zulia, a donde fueron trasladados luego de más de seis horas de interrogatorio en la sede de la Dgcim.

Juan Berríos dijo que la información que manejan desde la comisión de derechos humanos es que los detenidos serán presentados este jueves ante un tribunal militar. “No tenemos certeza de cuáles son los delitos militares que se les imputan. El equipo de Azul Positivo está totalmente atemorizado, su vocería está en la cárcel, detenidos, y esto es la consecuencia de una situación difícil que estamos viviendo en líneas generales en la sociedad civil a partir de ciertas acciones que se han venido desarrollando desde el año pasado, como algunas visitas a organizaciones de la sociedad civil en Caracas, y es la primera vez que ocurre en el Zulia”.

La Comisión de Derechos Humanos del Zulia, a través de Berríos, exigió la liberación de los cinco miembros de la ONG. “Azul positivo asiste a comunidades, han sido socios de Acnur, donde forman parte de los programas de asistencia humanitaria que coordina Naciones Unidas, con socios internacionales, que son organizaciones internacionales, por lo que el origen de sus fondos es licito”.

“La exigencia que hacemos desde el Codhez es que los liberen, ellos están haciendo un trabajo por la comunidad, que insistimos se encuentra dentro del marco de un programa de asistencia humanitaria que se ha dado en el país, por lo tanto, se deben garantizar condiciones adecuadas, óptimas y propicias para que esa asistencia ocurra, porque para nadie es un secreto que hay gente que necesita de esa ayuda, y que por lo tanto sancionar a quien ayuda es inaceptable”, dijo Berríos. 

Insistió: “No estoy diciendo con esto que Naciones Unidas los financia, sino que en el marco de ese espacio humanitario que se ha estado desarrollando en el país, a propósito de la emergencia para dar respuesta, uno de esos programas que cuenta con apoyo internacional, estaba desarrollado por Azul Positivo. Ellos no son los únicos que hacen eso en Venezuela, porque las trasferencias monetarias se han venido trabajando desde el año pasado para la compa de alimentos”.

 “Igual nuestro llamado es a que Naciones Unidas se pronuncie sobre esto, porque si esta es la suerte de Azul Positivo, como uno de los actores más relevantes en el área de ayuda humanitaria en el Zulia, lamentablemente podríamos decir que el espacio humanitario que se ha querido desarrollar en Venezuela para la asistencia, para respuesta a la emergencia que tenemos lo podemos dar por sentenciado, nadie se va a atrever a prestar este tipo de asistencia, nadie va a arriesgarse a una detención de este tipo por cumplir un trabajo humanitario”, sentenció el coordinador regional. 

ONG  solidarias 

Un grupo de organizaciones no gubernamentales se pronunció a través de las redes sociales para exigir respeto y la liberación de los detenidos. Provea dijo a través de Twitter: «Exigimos cese al hostigamiento y criminalización del trabajo humanitario en Venezuela».

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos destacó que Azul Positivo «atendió a más de 9000 personas en el Zulia en 2020. Desde el 2015 han atendido a más de 43.000», y exigen «su libertad y cese a la persecución».

Por su parte, Civilis DD. HH. exigió «el cese del hostigamiento y criminalización de la labor humanitaria», así como la liberación de los integrantes de la ONG fundada en el Zulia en 2004. «Es obligación del Estado garantizar un espacio humanitario seguro para asegurar la protección y el socorro de las personas que más lo necesitan».

De igual manera, el Centro para los Defensores y la Justicia condenó «el hostigamiento y criminalización a actores humanitarios por parte del Estado».

Onusida, el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida en Venezuela, se sumó la petición de libertad de los integrantes de Azul Positivo. «@AzulPositivo es una ONG con años de trabajo efectivo y responsable en pro de la respuesta del VIH en el Estado Zulia. ONUSIDA hace un llamado para que se aclaren los hechos ocurridos en el día de hoy (martes) y se respete la integridad y derechos de sus miembros», tuiteó.

Desde Maracaibo, Codhez exigió también «el cese del hostigamiento y criminalización de la labor humanitaria. Hostigar y criminalizar a actores humanitarios ha sido una práctica frecuente del Gobierno».

Esta no es la primera ONG hostigada desde el gobierno. En diciembre funcionarios policiales allanaron la sede en Caracas de la Asociación Civil Convite, organización que trabaja por la garantía y exigibilidad de los derechos sociales, y se llevaron detenidos durante dos horas a miembros del equipo.

Y anteriormente, el 25 de noviembre de 2020, personas que se identificaron como funcionarios policiales contra la corrupción allanaron la casa de los padres de Roberto Patiño, director de Alimenta la Solidaridad, y congelaron las cuentas bancarias de la organización.


Participa en la conversación