La represión de los cuerpos de seguridad del Estado así como la detención de los manifestantes no frenan el descontento popular. Este lunes 28 de septiembre se registran protestas por la mala prestación de los servicios públicos y la escasez de gasolina en Anzoátegui, Aragua, Nueva Esparta, Sucre, Falcón, Miranda, Lara y Carabobo, entre otros. Espacio Público denunció que hay 20 detenidos por la manifestación en Porlamar. Varios de ellos fueron golpeados.

Regiones. La fuerte represión de los cuerpos de seguridad del Estado y las detención de más de 30 personas en el estado Yaracuy la semana pasada por protestar contra la mala prestación de los servicios públicos y la escasez de combustible no amilanaron a los ciudadanos, muy por el contrario, mantienen el espíritu de lucha cívica, que va en  aumento. En esta entidad, el sábado pasado hubo protestas en siete de sus 14 municipios.

Este 28 de septiembre, en varios estados del país, como pasa casi todos los días, la gente salió a la calle otra vez a alzar su voz para defender sus derechos básicos: acceder al agua, a la electricidad y abastecerse de gasolina. 

Si de manifestar se trata, en agosto de este año el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social contabilizó 748 protestas por la falta de gasolina y fallas de los servicios públicos, entre otros motivos, que dan un promedio de 25 por día. En el octavo mes, 315 de las manifestaciones fueron por combustible y dejaron una cifra de 33 detenidos y cuatro heridos por la represión.

Nueva Esparta lideró la protesta por la escasez de gasolina, seguido de Lara, Monagas, Bolívar y Portuguesa, según el OVCS, que también informó de 302 manifestaciones por servicios públicos.

De las redes sociales a las calles

Sin importar que este lunes 28 de septiembre inició la semana de cuarentena radical, las protestas por las constantes fallas en el servicio de agua pasaron de las redes sociales a la calle, cuando habitantes de Barcelona, Puerto La Cruz y Guanta colapsaron las principales avenidas de la zona norte de la Anzoátegui, ante la escasez del recurso.

Las manifestaciones empezaron de manera aislada desde la semana anterior, cuando vecinos de los sectores que integran la llamada zona de expansión de la capital anzoatiguense (Nueva Barcelona) reclamaron el hecho de tener casi dos meses sin recibir agua por tuberías, lo que los “condena”, como ellos mismos calificaron la situación, a pagar hasta 60 dólares por cada cisterna que requieren.

El reclamo de este lunes comenzó en el sector Fundación Mendoza de la capital anzoatiguense. Vecinos de esa comunidad junto con sus pares de Colinas del Neverí, decidieron paralizar el tráfico en el sentido Barcelona-Puerto La Cruz para reclamar lo que consideraron burlas de la empresa Hidrológica del Caribe.

Queremos un servicio de calidad. No es posible que en pleno siglo 21 estemos condenados a un atraso de 60 años. No es posible que la gente tenga que amanecer para poder cargar agua hasta sus residencias y, de paso, cuando llega, lo que sale es un hilo sin presión alguna. Hemos pasado comunicados a Hidrocaribe para que solvente esta situación y no resuelven nada”, sostuvo Manuel Roca.

Nellys de Marques también habita en la comunidad e indicó que Hidrocaribe viola el derecho humano a recibir agua, y más en una pandemia como la de COVID-19, que, según el último balance presentado el pasado domingo 27 de septiembre, en la entidad ha dejado 1321 casos positivos y 19 fallecidos. “Nos castigan, pareciera que aprovechan este momento para castigarnos y propiciar que nos enfermemos con COVID-19. Aquí no llega casi agua”, sentenció.

Lee también
Lo más reciente del 17 de octubre de 2020

Algunos vecinos que no quisieron identificarse fueron más allá y acusaron a quienes regentan la empresa hídrica de tener un negocio con los llamados cisterneros, porque no se explican que por su cuenta de Twitter Hidrocaribe informa que hacen los mantenimientos respectivos al sistema y postean un cronograma que llaman “Distribución de ciclos de agua” –que especialistas en la materia, como Glen Sardi, aseguran es un sinónimo de racionamiento–, pero que no salga agua por sus tuberías.

protestas
En el sector Guanire de Puerto La Cruz llevan tres meses sin agua. Foto: Cortesía

Nos tienen en esta crisis. Aquí hasta los negocios de recarga han tenido que cerrar porque no les llega el agua, pero los cisterneros siempre tienen y ahora venden la cisterna de 8000 litros en 60 dólares. Nosotros que estamos en un condominio tenemos que contratar mínimo cuatro cisternas para medio llenar el tanque y eso se acaba en un momento”, aseguraron.

Sin ropa y con los baños sucios

Una cesta de ropa sucia que sobrepasa el doble de su capacidad y un baño que pide a gritos un cariño de limpieza es el escenario que se ve en la casa de María Rosa Moreno, en el sector Mirador de Pozuelos de Puerto La Cruz.

La señora Moreno afirmó que desde hace tres meses no recibe agua y que no dispone de recursos para contratar una cisterna que para ese sector, refirió, están cobrando 35 dólares por cada viaje.

“Hemos escrito por todos lados a Hidrocaribe y nos tienen en una mamadera de gallo, porque no nos paran. Aquí hay niños pequeños con sarpullidos por falta de higiene, ya que desde hace tres meses no recibimos el agua. Señores estamos cansados, queremos agua”, dijo.

Lee también
Profesores y estudiantes de la UDO se las ingenian para culminar semestre en curso
Dentro y fuera

Y la protesta salió de los límites de la zona norte anzoatiguense y llegó hasta el paso ubicado entre los estados Anzoátegui y Sucre. Pobladores de la localidad de Mochima cerraron el tráfico por la troncal 009 en demanda de agua y gasolina.

Pescadores de la zona indicaron que los están condenando a pasar hambre, porque no han podido surtir combustible para realizar sus faenas en el mar desde hace 15 días, y en lo que respecta al agua, han tenido que usar agua de mar para realizar la higiene de sus hogares.

protestas
En la población de Mochima, límite entre Anzoátegui y Sucre, también reclamaron por agua y gasolina. Foto: Cortesía

En Nueva Esparta la molestia por la falla en los servicios públicos y la escasez de combustible llevó a quienes habitan en las avenidas Jóvito Villalba, Juan Bautista Arismendi, 4 de Mayo, Aldonza Manrique y los poblados de El Guamache, La Guardia y El Dátil a cerrar las principales vías en demanda de gasolina y agua y por la ausencia de transporte público.

De acuerdo con lo reportado por la ONG Espacio Público, al menos 20 personas han sido detenidas por la GNB este lunes durante las protestas en Porlamar. Algunas de ellas fueron golpeadas y a los abogados defensores de derechos humanos se les ha complicado acercarse a los sitios de reclusión para poder asistir a las víctimas.

También por la falta de gasolina trancaron las calles en Carúpano, estado Sucre, y hubo represión por la GNB y la policía estadal.

Habitantes de la parroquia Bolívar, sector Playa Grande en Carúpano, municipio Bermúdez del estado Sucre, fueron fuertemente reprimidos por funcionarios de los organismos de seguridad del estado, cuando salieron a la calle en protesta por la falta de gas.

Los residentes de Playa Grande trancaron la Troncal 9 a la altura de El Yunque, vía nacional que comunica el municipio Bermúdez con la capital del estado y el eje pariano, en protesta por la deficiencia cada vez mayor de los servicios públicos.

Denunciaron que ya son más de tres meses sin suministro de gas doméstico, a ello se le suman las fluctuaciones del servicio de luz y los frecuentes apagones prolongados hasta por más de tres, cuatro y siete horas; además de la escasez de agua y la larga espera por el Clap.

Aun cuando era una protesta pacífica exigiendo el abastecimiento de gas doméstico porque ya no pueden costear “el gas bachaqueado” en 10 y hasta 15 dólares por una bombona, los manifestantes fueron reprimidos y atacados con perdigones por funcionarios de la Guardia Nacional, y varios resultaron gravemente heridos.

protestas
En Cumaná también protestaron por la carencia de servicios públicos. Foto: Cortesía

En Cumaná, manifestantes cerraron la vía de El Peñón y sectores de la avenida Nueva Toledo en protesta por la falta de suministro de gas doméstico.

Lee también
Trabajadores del Hospital Domingo Guzmán Lander rechazan posible cierre de la Terapia Intensiva

Los habitantes de los sectores afectados denunciaron que ya están hartos de cocinar a leña y en fogones. Advirtieron que tienen más de dos meses sin suministro de gas doméstico.

Las réplicas

Un piquete policial detuvo la marcha pacífica que habitantes de San Mateo, estado Aragua, llevan a cabo desde esta mañana. Extraoficialmente se supo de la detención, la noche del sábado, del profesor Fidel Martínez por haber convocado la protesta de este lunes. El sábado pasado, en San Sebastián de los Reyes, tres personas resultaron detenidas mientras manifestaban contra un apagón que se prolongó más de 24 horas.

En Punto Fijo, estado Falcón, específicamente en la estación Cumarebo, pescadores y conductores exigieron a la GNB la venta de gasolina.

En Quibor, estado Lara, los habitantes salieron a la calle para elevar su voz ante la falta de servicios públicos. En las pancartas que desplegaron se leía: Sin gasolina no hay siembra. También señalaron que los cortes de la electricidad son de más de ocho horas diariamente y que no cuentan con gas doméstico.

AN registró 43 protestas y 25 detenciones en Venezuela este lunes

Delsa Solórzano, presidenta de la subcomisión de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional (AN) informó que esa instancia registró 43 protestas este lunes en más de 10 estados del país. “Hay 25 detenciones arbitrarias en Nueva Esparta, tenemos datos de varios heridos, destacamos unos pescadores heridos en el estado Sucre. Arremeten contra un pueblo que tiene hambre”.

.

Añadió que entre el 21 y el 27 de septiembre contabilizaron 227 protestas, 86 % de las cuales son por las fallas en servicios como agua, luz, gas doméstico o la escasez de gasolina. “Las que destacan con mayor represión fueron las del estado Yaracuy con 31 detenciones arbitrarias, de las que quedan todavía cinco detenidos con orden de privativa de libertad”.

.

Indicó que la Guardia Nacional, las policías regionales, las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar han participado en los operativos.

.

“En el Zulia reprimen a la gente con el Ejército, ¿dónde están las fuerzas civiles de seguridad?”. Añadió que la comisión que preside está registrando todas las violaciones a los derechos humanos para llevarlas hasta organismos internacionales. Añadió que algunas de las personas detenidas fueron sacadas de sus casas, mientras que otras son mayores de 60 años y sufren de hipertensión, diabetes y otras enfermedades. “Estamos monitoreando a cada minuto lo que ocurre y estamos brindado la atención debida a las víctimas, cualquiera que venga hasta la comisión tendrá esa atención”.


Participa en la conversación