En marzo el costo de la canasta alimentaria aumentó más en bolívares que en dólares

canasta alimentaria aumentó

En marzo cada familia necesitó un aproximado de 131,36 millones de bolívares (o cerca de 65 dólares al tipo de cambio de finales de ese mes) para adquirir alimentos que contienen proteína animal, como carnes, huevos y pescados.

Caracas. Los precios de los alimentos tuvieron el aumento más bajo en seis años. Según cálculos del Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda), en marzo el costo de la canasta alimentaria subió  6,8 % respecto a febrero de este año, período en el que el consumo siguió cayendo y el dólar el dólar se mantuvo estable.

De hecho, el aumento en bolívares de la Canasta Alimentaria de los Trabajadores (CAT) fue mayor al estimado en dólares (2,92 %) y similar a la variación del tipo de cambio publicado por el Banco Central de Venezuela (BCV), que entre finales de febrero y finales de marzo fue 6,5 %.

Aun así, el ritmo hiperinflacionario que vive Venezuela se mantiene y se refleja, principalmente, en el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas. El Cenda estima que en marzo la inflación diaria de alimentos fue de 0,22 % y un trabajador necesita, como mínimo, 14,3 millones de bolívares diarios, u ocho salarios mínimos, para alimentar a su familia.

Según cálculos del BCV, en marzo el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas fue uno de los que tuvo inflación más baja (13,6 %), mientras que los precios de servicios, equipamiento del hogar y salud aumentaron más de 20 % en el mes.

Adicionalmente, el Cenda estima que, en los tres primeros meses del año, el incremento acumulado de la CAT fue de 96,68 %, equivalente a 211,11 millones de bolívares. Las cifras del BCV reflejan que la agrupación de alimentos tuvo 115,65 % de variación en el primer trimestre de 2021.

El rubro que más aumentó de precios fue el de raíces, tubérculos, verduras y otros, con 19,7 %, seguido productos alimenticios (como víveres) con 12,6 % y de pescados (10,5 %) y granos (10,3 %). Los cereales y productos derivados aumentaron 9,2 % en el último mes y las bebidas alcohólicas hasta 8,9 %.

El Cenda, además, estima que en marzo cada familia necesitó un aproximado de 131,36 millones de bolívares (o cerca de 65 dólares al tipo de cambio de finales de ese mes) para adquirir alimentos que contienen proteína animal, como carnes, huevos y pescados.

Aunque el rubro de carnes y sus preparados fue el que menos varió en marzo (0,9 %), mientras que leche, quesos y huevos aumentaron, en promedio, 5,1 %. Completan la clasificación por rubros: grasas y aceites (7,3 %), frutas y hortalizas (6,3 %) y azúcar y similares (2,6 %).

Una investigación hecha por el Observatorio Venezolano de Seguridad Alimentario y Nutrición (Ovsan) reveló que 69,9 % de sus encuestados dijo que nunca come carne de res, 92,8 % nunca come vísceras y 86,3 % no come pescados. Los alimentos más consumidos son harinas y carbohidratos (98,9 %).

Lee también
Muchos optan por rifar lo que sea con tal de recaudar dinero para afrontar la COVID-19

Volviendo a la CAT, el Cenda indica que, entre marzo 2020 y marzo 2021, la canasta alimentaria aumentó 2141,87 %, equivalente a 410,31 millones de bolívares. A finales de marzo del año pasado, el costo de la CAT era de 19,1 millones de bolívares y representaba 1,3 % del salario mínimo de entonces; el salario mínimo actual solo cubre 0,4 % del monto total.

“En marzo, los precios de los alimentos de primera necesidad se incrementaron a un ritmo muy inferior a como lo hicieron durante los últimos seis años”, resalta el Cenda.

Según sus estimaciones, en marzo de 2015 la CAT tenía un costo de 15.200,62 bolívares y fue el último mes, hasta ahora, en el que la variación de su precio fue menor a 6 %. Ese mes, el salario mínimo de 5622,48 bolívares cubría 37 % de la canasta alimentaria.

Si bien los principales indicadores de inflación de alimentos en el país, como la CAT, el BCV o el Observatorio Venezolano de Finanzas, reflejan que marzo tuvo una de los incrementos más bajos en años, durante abril los precios aumentaron a mayor ritmo en los principales mercados, abastos y supermercados del país.

Hasta la primera quincena de ese mes, los precios de rubros como víveres y quesos variaron entre 20 % y 120 %, hecho marcado, principalmente, por el aumento del tipo de cambio, los problemas de combustible y otras dificultades para transportar la mercancía.


Participa en la conversación