Padres y representantes tienen que recorrer hasta cuatro librerías y ferias para abaratar el gasto. En muchos puntos hay poca variedad de materiales.

Caracas. La compra de los útiles escolares es un trajín para los padres que todavía buscan los presupuestos que mejor se adapten a sus bolsillos, debido a que todo se ha encarecido.

Mariana Armao, de 33 años, ya ha recorrido cuatro librerías diferentes a la caza de los mejores precios para los útiles de su hija de 3 años, próxima a iniciar el preescolar.

“Hasta ahora en las ferias, como la de Chacaíto, es donde he encontrado los mejores precios. Pero uno compra por parte, unos artículos en un lado, luego completas en otras” (sic), expresó la mujer, que viene desde Guarenas.

Una pareja con al menos dos hijos próximos a iniciar el primer y sexto grado puede llegar a gastar más de 40.000 bolívares en cuadernos, libretas, blocks, reglas y otros implementos si las compras se realizan en librerías. Y aunque en las ferias se pueden conseguir los artículos a menor costo, la oferta es muy limitada y el presupuesto supera los 20.000 bolívares. Estos montos no incluyen textos académicos ni uniformes.

El sector de papelería, al igual que otros, ha tenido restricciones para acceder a los dólares oficiales por lo que no ha podido adquirir la materia prima que necesita para producir, ni los productos terminados de modo que la variedad de útiles es reducida. Aquellos que han traído algunos insumos, que son los que se ven en los locales, lo han hecho con sus propias divisas, lo cual ha elevado los precios.

En dos ferias del Estado, una ubicada en el Ministerio Ciencia, Tecnología e Innovación y en la antigua sede de la Patana Cultural —ambas en la avenida Universidad— el presupuesto para dos chamos oscila entre 23.704 bolívares y 25.104 bolívares solo en artículos escolares.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Las ferias del Estado tienen poca oferta en los artículos escolares Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza

Sin embargo, conseguir una lista completa se hace cuesta arriba en esos puntos por la poca oferta de productos.

Del timbo al tambo está Yajaira Padilla, madre de tres hijos que iniciaran diferentes niveles en sus escuelas. La ciudadana, de 35 años, vino desde los Valles del Tuy hasta la feria de Chacaíto porque considera que los costos son mejores.

“Ahorita solo estoy comprando las cosas de los dos menores. Pero la niña va a comenzar el primer grado y eso significa comprar todo de cero. Apenas voy por los útiles, porque le faltan los uniformes y los zapatos, que es otro gasto. En la casa estamos entre la comida y los útiles”, confesó Padilla, quien se desempeña como enfermera.

La feria de Chacaíto, en la plaza Brion, cuenta con 12 puestos que ofrecen útiles escolares, textos, uniformes y zapatos para la nueva temporada; pero en los implementos de estudio Padilla puede gastar alrededor de 25.455 bolívares para su hija que iniciará en primer grado, mientras que para un niño de sexto grado el valor de la lista puede ascender a los 40.000 bolívares.

Aunque su sueldo de enfermera no le alcanza para cubrir los gastos de sus tres hijos, Padilla indicó que cuenta con la ayuda de varios familiares para intentar comprar lo que le alcance para sus tres chamos: “Mi hijo menor tiene 3 añitos, y lo pensé bastante para meterlo en el colegio, porque es otro gasto. Pero ya veremos cómo resolvemos en la casa”.

Aunque las ventas han estado “regulares”, son pocos los padres que se han llevado una lista completa, así lo señaló la encargada de la feria, Lismar Paredes, pues sabe que los padres sondean los precios y solo adquieren los artículos más necesarios. Los representantes tienen hasta el 2 de octubre para realizar las compras en los stands ubicados en Chacaíto.

Padres consideran los precios de las ferias como más accesibles Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Padres consideran los precios de las ferias como más accesibles Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza

Por las nubes

En las librerías privadas es otra historia: son pocos los padres que salen con una bolsa en sus manos apenas escuchan los precios de los materiales escolares. El presupuesto, si se compra todo en las librerías, oscila entre 40.000 y 63.000 bolívares.

Establecimientos como Tucusito y Coliseo —ambos ubicados en el centro de Caracas— tienen una oferta más variada que la de las ferias, no obstante, el índice de representantes que están dispuestos a pagar las altas cifras no es muy alto dada la falta de ceros en el monedero.

María Santos, madre de una hija de 11 años, realizó sus compras en una librería, pero tomó sus precauciones y comenzó a patear las calles de Caracas desde junio para que no la agarrara el alza de precios.

Aunque no consiguió todos los artículos, no se arrepiente de su decisión, ya que se pudo ahorrar una platica y las compras de último minuto las realiza en las ferias.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza

Fotos: Mariana Mendoza


Participa en la conversación