Mineros en Tumeremo denuncian que militares y paramilitares se apoderan de la mina Atenas

Mineros en Tumeremo

Los mineros en Tumeremo que laboran en la mina Atenas protestaron por los desalojos que en dos oportunidades han hecho militares, quienes llegan a la zona disparando, aseguraron los mineros.

Puerto Ordaz. “Lo que queremos es trabajar”, dicen mineros en Tumeremo, especialmente los que trabajan en la mina Atenas. Desde el viernes pasado, funcionarios militares impiden el acceso a la zona con amenazas y atropellos verbales, incluso disparos al aire.

Fue lo que ocurrió el lunes pasado, aproximadamente a las 5:00 p. m., cuando llegaron los presuntos funcionarios del Ejército disparando a diestra y siniestra, relató un sobreviviente.

Comenzaron a echar tiros y nos sacaron de la mina donde estábamos trabajando. Salí corriendo, eran como las 7:00 o las 8:00 de la noche y todavía estaban echando plomo para sacar a la población. No hubo heridos, pero sí aporreados y maltratados”, dijo un testigo del hecho, quien, de sus 29 años de edad, 16 los lleva trabajando en la minería.

Los mineros en Tumeremo protestaron en la entrada del camino que conduce a la mina Atenas. Allí exigieron la apertura de este yacimiento, que es su única forma de sustento y sobrevivencia económica.

Atribuyen el desalojo a la presunta entrega de la mina a dos generales, quienes se encargarían de la explotación aurífera junto con un grupo de paramilitares.

No todos son militares. Allí hay civiles vestidos de militares que los están usando para perseguir y reprimir a los pequeños mineros que, como nosotros, intentamos ingresar a esas minas”, manifestó Neftalí Mendoza, minero artesanal desde hace 20 años.

Profesionales en las minas

Aunque ya son dos décadas como minero artesanal, Mendoza es ingeniero. Su bajo salario fue lo que lo condujo a trabajar y vivir de la minería.

Lee también
Habitantes de Tumeremo aseguran que en la localidad es cada vez más frecuente la falta de electricidad

“La mina es un paliativo mucho mejor y más remunerado de lo que pagan las empresas. Si uno trabaja una semana completa puede sacar una grama o grama y media, y eso equivale a 60 dólares. Mientras que a uno en la empresa apenas le pagan en todo el mes 10 o 15 dólares. Por eso muchos profesionales nos vemos en la obligación de dejar de trabajar en una empresa y venirnos a la mina”, destacó Mendoza.

Rosa Oronoz es ama de casa y trabajadora de la mina Atenas, se sumó a los reclamos de los mineros en Tumeremo para exigir la apertura de la zona, de la que calcula se benefician unas 800 personas.

Aquí hay doctores, abogados, toda clase de profesionales que quieren entrar a la mina y no nos dejan entrar. Toda esta población de Tumeremo quiere que les abran la mina de Atenas para trabajar, esta es la mina del pueblo, no es de los militares”, denunció.

Actualmente, un punto de oro equivale a tres dólares y una grama de oro a entre 30 y 40 dólares. Este es el atractivo del trabajo de las minas en el sur de Bolívar, a pesar de los riesgos que implican. Enfrentamientos entre bandas mineras y ajusticiamientos como consecuencia de incursiones militares son parte de los riesgos.

Mineros en Tumeremo denuncian a militares y paramilitares de apoderarse de la mina Atenas
La mina Atenas fue donde hubo la masacre de 17 personas en 2016. Foto Jhoalys Siverio
Antecedentes de la mina Atenas

Los mineros de Tumeremo esperan una respuesta del general Carlos Osorio, presidente de la Corporación Venezolana de Minería (CVM), que hasta ahora no les ha dado la cara.

Tampoco es la primera vez que el pueblo minero denuncia al Ejército venezolano en Tumeremo por acciones arbitrarias para el control de la mina. En 2019, cientos de familiares y la población en general denunciaron no solo el cierre de alrededor de 30 minas, también desapariciones forzosas y ajusticiamientos por parte de quien fue comandante del fuerte Tarabay, Ernesto Solís, asesinado el 6 de abril de 2020.

Lee también
Habitantes de Tumeremo aseguran que en la localidad es cada vez más frecuente la falta de electricidad

A propósito de las denuncias de la presunta entrega de la mina Atenas a dos generales, es pertinente recordar que en 2019 Nicolás Maduro dijo en cadena nacional que asignaría una mina de Bolívar a cada gobernador. Esto trajo mayor tensión para mineros artesanales que viven de la minería, además de que algunos yacimientos los controlan grupos irregulares armados.

La mina Atenas también es recordada porque fue donde ocurrió en marzo de 2016 la conocida masacre de Tumeremo. Ese hecho terminó con el hallazgo de al menos 17 personas asesinadas por el grupo liderado por Jamilton Andrés Ulloa Suárez –de nacionalidad ecuatoriana–, quien era conocido como El Topo, y que luego murió a manos de las Fuerzas de Acciones Especiales.


Participa en la conversación