Ligas profesionales y agrupaciones deportivas del país empezarían a ejecutar los planes para regresar a la acción bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria y, como ya ocurre en otras latitudes, sin público en las tribunas.

Caracas. La segunda etapa de la flexibilización de la cuarentena que anunció el Ejecutivo contempla la apertura de gimnasios y la luz verde para que algunos deportes retomen sus actividades en Venezuela a puerta cerrada y bajo estrictas medidas de seguridad.

En ese contexto, septiembre pinta como mes clave para el arranque de dos de los principales torneos deportivos: la Superliga de Baloncesto y la LigaFutve de la máxima categoría del balompié criollo. Esta última incluso podría comenzar antes.

“Estamos preparándonos. Este es un proceso paulatino, nuevo para el mundo”, comentó al respecto el ministro del Deporte, Pedro Infante, quien hizo hincapié en las medidas que deben tomarse en la vuelta pregresiva de cada disciplina.

“Lo primordial para nosotros es mantener el equilibrio entre la puesta en marcha del aparato deportivo y la salud de todos los atletas. Para ello debemos desinfectar instalaciones, tener muy claro, según cada deporte, cómo debe ser el distanciamiento social, además de montar operativos de salud previos a los eventos deportivos y hacerles pruebas periódicamente a todos los que forman parte de la estructura de los equipos y selecciones en general”, explicó el funcionario.

Las pelotas planifican y el hipismo galopa

La nueva agrupación del básquet nacional hizo una reunión a distancia con los gerentes y dueños de equipo junto con el propio Infante, donde se dieron a conocer los lineamientos sanitarios para la apertura de los tabloncillos.

Lee también
Consecomercio advierte que 7+7 genera desigualdad entre quienes logran trabajar y los que no

La vuelta a entrenamientos se daría en tres etapas: la inicial con sesiones individuales, la segunda con prácticas grupales y la tercera con los equipos completos. La idea de la Superliga es inaugurar el torneo en septiembre en dos sedes y a puerta cerrada, pero con transmisión televisiva.

El caso del fútbol es menos concreto, pues todavía no hay acuerdo entre la FVF y la Liga Futve en cuanto al formato y otros temas como la licencia de clubes, pero la fecha tentativa de arranque también es septiembre. ¿La novedad? Los entrenadores presentaron una propuesta –la cual se une a la del ente liguero y la de la FVF– que apunta a jugar en dos grupos de 10 y 9 equipos en Caracas, Maracay, Valencia, Puerto Cabello y San Felipe por ocho semanas y 57 días.

La idea de los directores técnicos es muy parecida a la de la FVF, pero Infante, quien también es vicepresidente de la FVF, parece inclinado a la iniciativa de jugar en el estado Carabobo, como desea un sector de los clubes.

“Hemos considerado empezar con el fútbol y creemos que Carabobo puede ser el epicentro del arranque. Esperamos calendario para arrancar cuanto antes”, señaló el dirigente.

En cuanto a la LVBP, el próximo mes de julio tiene prevista la convención de los equipos, aunque, por ahora, es muy difícil vaticinar si se podrá jugar la temporada 2020-2021.

Antes de la pandemia, el circuito planeaba comenzar en el campeonato el 15 de noviembre. La precaria situación económica de las novenas, el tema sanitario, el conflicto de la MLB y la casi segura obligatoriedad de jugar a puerta cerrada –siendo la taquilla y la venta de cerveza junto con la deprimida publicidad la principal fuente de ingresos de los equipos– son los escollos que atentan contra la voz de play ball.

¿El hipismo? Sería la primera actividad deportiva en volver a la acción, tan pronto como este mismo mes o en julio. Los entrenamientos de los ejemplares se han mantenido en La Rinconada y Valencia, y solo faltaría afinar el tema de la jugada, pues la partida se daría –como en otros óvalos del mundo– sin público en las tribunas. Al respecto, el presidente del Instituto Nacional de Hipódromos, Antonio Álvarez, dejó entrever en su cuenta Twitter que habrá anuncios próximamente sobre la reanudación del espectáculo hípico.

Lee también
#EnClaves Las actividades flexibilizadas con mayor y menor riesgo de contagio de COVID-19

Lea también:

Poco avance en negociaciones de las Grandes Ligas genera preocupación


Participa en la conversación