Señalan a grupo guerrillero de asesinar a una maestra y su esposo en Bolívar

guerrillero

Campesinos e indígenas presumen que el ataque fue perpetrado por el grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional, cuyos miembros pidieron el desalojo de la zona para instalarse en el terreno que ocupaban.

Puerto Ordaz. Una maestra y su esposo fueron asesinados la noche del 27 de marzo, a manos de miembros de un grupo guerrillero en Bolívar. Pobladores de los caseríos campesinos y las comunidades indígenas del Bajo Caura, en la parroquia Aripao del municipio Sucre, presumen que estos pertenecen al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El ataque del grupo guerrillero ocurrió en la mina El Kino, vía Puerto Cabello. Durante una discusión, habrían asesinado a la maestra María Hernández y su esposo.

Los habitantes de la zona manifiestan que los maltratos, robos, amenazas, persecución así como otros tipos de violencia se siguen cometiendo en la zona a mano de estos grupos armados», señaló la organización civil Kapé Kapé.

María Hernández era maestra del Grupo Escolar Maripa, en el municipio Sucre del estado Bolívar. Sin embargo, desde hace meses salió de la comunidad en busca de un mejor sustento, ya que su salario como docente no le permitía cubrir las necesidades y gastos de su hogar.

Presuntamente, el grupo guerrillero ordenó el desalojo de la zona para tomar control del terreno que habitaban. Familiares esperan una investigación y la declaración oficial por parte de las autoridades competentes.

A los lugareños los tienen sometidos. Tienen que hacer lo que ellos digan, y si no lo hacen, los matan», denunció un familiar.

Una amenaza constante

De acuerdo con la ONG Fundaredes, los grupos irregulares armados tienen presencia en 20 estados del país, pero con especial énfasis en los fronterizos. En estos hay una cada vez mayor presencia de la guerrilla colombiana, como el ELN y las FARC.

Incluso, han permeado en más de 300 escuelas, sobre todo en las rurales, a través de fundaciones como Amigos de las Escuelas y la fundación Tres R (en Bolívar). Ofrecen donaciones de útiles escolares y otras ayudas con el fin de captar y adoctrinar a niños, niñas y adolescentes.

Desde principios de febrero, zonas indígenas al sur de Bolívar se mantienen en zozobra por la presencia militar nacional y grupos irregulares armados. En el Alto y Bajo Caura reportaron enfrentamientos entre civiles, la Fuerza Armada Nacional y el grupo guerrillero colombiano Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En San Luis de Morichal, en el municipio Sifontes, pemones alertaron el 2 de febrero sobre un intento de invasión por parte de un grupo armado que arribó a través de los ríos Cuyuní y Chicanán.

Los habitantes de San Luis de Morichal denunciaron que la intención del grupo armado era ejercer la minería ilegal en sus tierras ancestrales. También manifestaron su temor por que esto conlleve a asesinatos, como ha ocurrido en otras oportunidades. En este caso, el hecho se vinculó a un líder de una banda minera de El Dorado, conocido como el negro Fabio.

Un tercer asesinato

Fue precisamente en San Luis de Morichal donde se reportó un tercer asesinato debido a la violencia armada en Bolívar.

Se trató de Luis Mario Meya Márquez, que tenía 17 años d edad y era primo de Omar Meya, cacique pemón de San Luis de Morichal. El hecho ocurrió la madrugada del 28 de marzo.

En abril de 2018, la comunidad de San Luis de Morichal denunció el asesinato de dos de sus hermanos pemones, a manos de grupos armados autodenominados sindicatos. Uno de ellos fue Oscar Meya, hermano del capitán Omar Meya.

El consejo de caciques del pueblo pemón denunció que el 13 de marzo de ese año Meya fue secuestrado. El segundo caso fue el de Domingo Cabrera, desaparecido el 30 de julio de 2017.

De acuerdo con Kapé Kapé, en junio de 2018, al menos cinco personas fueron asesinadas por grupos armados en esta comunidad pemón, según denunció en su momento Juvencio Gómez, líder indígena del municipio Gran Sabana, quien relató que los habitantes de San Luis de Morichal estaban en una situación casi de secuestro, por el constante asedio de grupos armados.

No han pasado ni diez días desde que se registrara el enfrentamiento entre las FANB y grupos disidentes de las FARC en La Victoria, estado Apure, en esa operación murieron dos oficiales venezolanos y también un cabecilla de los grupos. Hubo más de 14 militares nacionales heridos y 32 detenidos de acuerdo con la información oficial. Luego, se supo del  ajusticiamiento de seis personas y por ello, residentes de la zona señalan como presuntos autores a los funcionarios militares de Venezuela.

Foto principal: Cortesía.


Participa en la conversación