En las empresas básicas de Guayana se activó un plan con un mínimo de trabajadores para mantener la operatividad de planta. Sin embargo, aseguran que no cuentan con todas las garantías de higiene para la prevención del coronavirus.

Ciudad Guayana. Solo un personal mínimo está activo en las empresas básicas de Guayana, durante la cuarentena nacional. Aunque cada institución aseguró que brindan todos los implementos de higiene para prevenir el coronavirus, los trabajadores dicen lo contrario.

En el caso de Bauxilum, el trabajador Rolando Muñoz denunció que la empresa solo sacó un comunicado que no cumple. “Los que enviaron a sus casas son los administrativos, a los trabajadores de Ciudad Bolívar y Upata que ya tenían más de dos años sin asistir por falta de transporte, al personal sin botas de seguridad también los mandaron a sus casas. Quedan los que regularmente logran ir y en ocasiones tienen transporte”.

Son alrededor de 500 trabajadores de Bauxilum del turno diurno, mixto y rotativo los que estarán activos en la cuarentena.

La administración el martes hizo un show mediático con inspectores de seguridad entregando mascarillas, pero en lo que se terminó la caja de mascarillas terminó la grabación y el show. Hacen ver que están haciendo cumplir con normas mínimas, cuando a los trabajadores no se les entrega mascarillas ni guantes, para garantizar la vida de los trabajadores”, denunció Muñoz.

Ni seguridad ni alimentación

Sidor es otra de las empresas básicas de Guayana que comunicó un plan de contingencia mínimo durante el cerco sanitario. A los que estarán en planta se les prohibieron reuniones dentro de las instalaciones y es obligatorio el uso de mascarillas. 

Sidor estableció medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, la empresa, lamentablemente, no cuenta con las herramientas adecuadas e insumos para la higiene y evitar la propagación. Nada de eso está garantizando la empresa”, dijo Reinaldo Calvo, miembro de Alianza Sindical.

Agrego: “Estamos de acuerdo con tomar las medidas preventivas necesarias, pero la empresa debe garantizar estrictas medidas de prevención durante la operatividad. Lamentablemente, no las está cumpliendo, no hay garantía de transporte para llevarlos a la empresa y regresarlos a sus casas”.

Otra de las preocupaciones de los trabajadores de las empresas básicas es la alimentación. La mayoría depende de oficios que hacen fuera de su jornada en planta para subsistir. Esto debido a los bajos salarios que perciben.

Fernando Serrano, trabajador de Venalum y miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG), exigió hacer una evaluación  y que “se les mande comida a los trabajadores. Saben que el dinero no alcanza y buscan otra forma de buscar sustento. Es necesario que Venalum compense o adelante las quincenas porque en dos o tres días ya es insuficiente la comida en los hogares”. 

En la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) no hay trabajadores en la compañía, los que cumplen funciones de interés o urgencia laboran desde sus casas.

Lee también
Denuncian que en Caracas hay 80 trabajadores de Enfermería con diagnóstico sugestivo de COVID-19

Participa en la conversación