Jennifer Garner y Edgar Ramírez protagonizan esta historia sobre una familia que decide que otorgará un día en el que permitirán a los hijos hacer todo lo que propongan.

Caracas. Edgar Ramírez tiene mejor historial fuera de Netflix que en la plataforma de streaming que ha distribuido sus más recientes películas. Es uno de los protagonistas de Yes Day, junto con Jennifer Garner, con quien se ha vuelto incluso centro controversial y chiste por la escena en la que le enseña a la actriz a comer arepas.

En el largometraje interpreta a Carlos Torres, un venezolano que se casa con la estadounidense Allison Torres (Jennifer Garner). Al principio, la relación está llena de aventuras. Pero cuando tienen hijos, comienzan las excepciones. Son tres los muchachos, quienes se sienten disminuidos ante la constante negativa de sus padres a sus ocurrencias.

La frustración de los hijos se manifiesta en el colegio, donde uno de ellos muestra una grabación casera en la que se ve a la madre regañar a uno de ellos. Con esta edición, Allison queda como un monstruo. Los profesores preocupados, llaman a la pareja para hablar sobre el problema.

Entonces surge la propuesta que da nombre a Yes Day. Allison y Carlos toman en cuenta el consejo de otro padre, que les dice que fijen un día en el que dirán que sí a toda propuesta hecha por los hijos; una concesión que esperan los tranquilice y mejore la dinámica en el hogar.

Yes day
En Venezuela Yes Day se convirtió en una de las más vistas en Netflix

Dirigida por Miguel Arteta con guion de Justin Malen, la película está basada en el libro infantil Yes Day!, de Amy Krouse Rosenthal y Tom Lichtenheld.

La historia busca a través de la comedia una reflexión sobre la relación en la familia, la diversión perdida en la pareja, la independencia de los hijos y la responsabilidad.

Yes Day se vale de algunas situaciones graciosas, algunas predecibles, y también del drama, para llegar al público, pues es una película para ser vista en la familia.

Lee también
Mank, la película sobre la tensión en Ciudadano Kane

Por momentos se siente que su argumento se agota, y no queda más remedio que para alargar la historia, entrar en la reiteración, hasta que finalmente tienen un vuelco cuando surgen otras tensiones propias de una dinámica que no previó el probable descontrol.

De hecho, para cortar la vigilancia de padres hacia los hijos en medio del día feliz, los responsables de la película recurren a un conflicto absurdo que surge en un parque de diversiones. Una manera forzada para darle el giro a la historia que los realizadores buscaban para el momento reflexivo del largometraje.

Yes Day
Jennifer Garner es una de las productoras del largometraje que protagoniza

Hay cierta denuncia al principio, cuando uno de los hijos expone a la madre con una grabación de la intimidad del hogar. Un testimonio claro de los tiempos de redes sociales, en los que es fácil exponer y juzgar sin dar opción a la defensa. Pero tan solo es un punto que no se convierte en manifiesto en el resto del metraje. Puesto para la libre interpretación.

Logrará algunas sonrisas y, seguramente, generará alguna discusión en casa sobre la permisividad en el hogar. Si bien Yes Day no es una comedia familiar que se convertirá en entrañable, sí es la mejor de las películas de Edgar Ramírez en Netflix. Con su argumento directo, escenas prescindibles, y algunos clichés, tiene mayor coherencia y está mejor lograda que The Last Days of American Crime o La red avispa.

Yes Day cabe fácilmente en la clasificación popular de película para domingo en la tarde. Sin mayores aciertos.

Lee también
Vikings, la última temporada para un final necesario


Participa en la conversación